En asamblea realizada el pasado viernes a la noche, decidieron permanecer en el acampe en Casa de Gobierno y en la Caja de Previsión Social.

 Señalaron que se concretó el pago de haberes de mayo, pero insistieron al Gobierno que confeccione un cronograma de pagos de sueldos y aguinaldo. Pasarán el Día del Padre sosteniendo el reclamo.

El pasado viernes, llegando a la medianoche, los Jubilados Unidos mantuvieron un encuentro con el secretario de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro de la Torre, y el secretario de Gobierno e Interior, Martín Chávez.

En esa reunión, los jubilados comunicaron a las autoridades que a pesar del anuncio del pago de haberes continuarían con el acampe en Casa de Gobierno y en la Caja de Previsión Social (CPS).

Ayer, La Opinión Austral dialogó con Sandra Gordillo, referente del colectivo Jubilados Unidos, y explicó que permanecerán con el reclamo “hasta el que el Gobierno anuncie el cronograma de pago, respetando aquel amparo judicial que ordenó abonar los salarios del uno al siete de cada mes”, al tiempo que también demandaron la fecha en que será liquidado el medio Sueldo Anual Complementario.


Pedido

De acuerdo a lo señalado por la jubilada, los funcionarios del Gobierno Provincial solicitaron que “tuviéramos un gesto de buena voluntad y levantáramos los acampes y la permanencia dentro de Casa de Gobierno”, para indicar que De la Torre y Chávez “nos recomendaron desistir con las medidas para que podamos celebrar el Día del Padre en nuestras casas con nuestras familias, pero les dijimos que nuestros compañeros pasarían el domingo aquí en el acampe”, relató.

En este punto, precisaron que a “modo de buen gesto” liberaron la calle Alcorta para que los automóviles puedan circular. “Cerca de la medianoche del viernes decidimos limpiar la calle y abrir el paso”, indicó Gordillo.

Asimismo, desde Jubilados Unidos ratificaron a este medio que prácticamente la totalidad de los retirados y pensionados estatales cobraron sus haberes en la jornada de ayer.

Se recuerda que a inicios de la última semana, los jubilados decidieron ingresar y permanecer dentro de Casa de Gobierno tras 75 días de lucha a la intemperie y sin recibir respuestas.

Por aquellos días, Elsa Ilnao declaraba ante los medios de comunicación que “jamás nos dieron respuesta concreta, siguieron pagando por goteo y decidieron quién podía comer y quién no”, para subrayar que “no somos prioridad para el Gobierno, lo único que queremos es que nos paguen el sueldo luego de aportar por más de 30 años, y lo necesitamos para sostener a nuestras familias”.

“Esperamos que la señora (Alicia Kirchner) cumpla con sus funciones, nosotros no le pusimos una pistola en la cabeza para que sea candidata, ella lo eligió”, manifestó Ilnao e indicó que “se supone que debían trabajar para que los ciudadanos estemos mejor”.

Más adelante, expresó que “la provincia se está viniendo abajo y no por culpa nuestra, sino por quienes tienen el poder político. La plata está y creemos saber en qué la gastan. Le pedimos a Alicia Kirchner que el dinero aparezca, no vamos a irnos de aquí hasta que no paguen a todos”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios