Caleta Olivia: el detenido por el atentado al intendente se negó a declarar.

Se trata de un individuo de solo 19 años que se apellidaría Jara y a hora temprana de este jueves fue trasladado al edificio de tribunales de Caleta Olivia para ser sometido a declaración indagatoria.

El detenido por el atentado al Intendente de Caleta Olivia, Pablo Carrizo, se negó a declarar ante la Justicia.
Se trata de un individuo de solo 19 años que se apellidaría Jara y a hora temprana de este jueves fue trasladado al edificio de tribunales de Caleta Olivia para ser sometido a declaración indagatoria, siendo hasta el momento el único detenido por el atentado perpetrado en la noche del martes contra el intendente Pablo Carrizo, cuya camioneta particular recibió seis impactos de bala.

Pudo saberse que el mismo contó con la asistencia de defensor oficial, Horacio Fernández y que, amparándose en un derecho constitucional, se negó a declarar y volvió a quedar alojado en los calabozos de la Comisaria Tercera.

Por ahora no se conoce la carátula de la causa que está a cargo del Juez de Instrucción Penal Gabriel Contreras, el cual dispone ahora de diez días hábiles para resolver la situación procesal, recordándose además que en este hecho el fiscal de turno es Martín Sedán

Vale recordar que, de acuerdo a la investigaciones, fueron dos los individuos que protagonizaron el atentado movilizándose en una moto de mediana cilindrada de acuerdo a las imágenes captadas en varias cámaras de seguridad y que el segundo implicado aún no pudo ser hallado por la policía.

Luego de varios allanamientos, la policía logró incautar el motovehículo pero aún no lograron hallar el arma de fuego utilizada en el atentado que sería de calibre 32, de acuerdo a los peritajes realizados en la camioneta del jefe comunal, una Amarok de color negro.

Por otra parte llamó la atención que la salida del sospechoso desde el edificio de tribunales fue ocultada deliberadamente a la prensa. Ello en razón que varios medios realizaron una guardia periodística de casi tres horas, pero voceros del juzgado aseguraron que el individuo ya había sido retornado a la Comisaria Tercera, retirándoselo por un portón lateral, a pesar que el mismo estaba cerrado con cadena y candado.

Este suceso genera conmoción en la comunidad, mientras las autoridades continúan investigando para esclarecer los hechos y llevar a los responsables ante la justicia.

Fuente: El Patagónico