Detectan 850 kilos de medicación vencida en el hospital de Puerto Deseado.

Se trata de medicación que corresponde tanto al programa Remediar, como a compras que se hacían desde el hospital durante el 2022 y 2023. Los insumos van desde jarabes a comprimidos y ampollas. “Es una triste ironía que haya crisis para conseguir insumos y, a su vez, haber heredado medicamentos vencidos”, se lamentó el ministro de Salud, Ariel Varela.

850 kilos de medicación vencida que incluyen desde insumos del programa nacional Remediar, como compras que se hacía desde el nosocomio. Los directivos hospitalarios de Puerto Deseado detectaron la situación después de encontrar en los depósitos casi una tonelada de medicamentos vencidos en sus cajas.

Los medicamentos, entre ellos, jarabes, comprimidos y ampollas, fueron adquiridos durante los años 2022 y 2023, durante la gestión de Claudio García.

“Lo normal puede ser que se venza un porcentaje, dependiendo siempre del control, pero tiene que ser mínimo. Esto es absolutamente desmedido”, afirmaron las autoridades sanitarias.

Desde la cartera de Salud informaron que ya se tomaron las medidas correspondientes mediante una auditoría para poder dar con los responsables del hecho.

Las autoridades informaron además que “ante la situación, se buscó una solución para prever que situaciones de esta índole no vuelvan a ocurrir, para lo cual se contrató un sistema de control de stock de la mercadería que permitirá no sólo controlarla, sino también un sistema de alarmas para detectar la cercanía de la fecha de su vencimiento”.

Antecedentes

Cabe recordar que, en enero de este año, se detectó una situación similar en el Hospital de Río Gallegos y en el Ministerio de Salud y Ambiente. En esa oportunidad, se encontraron elementos vencidos como así también algunas partidas de materiales que desde hace más de un año no tienen destino.

“Test rápidos para COVID, mascarillas faciales, leche en polvo y otros artículos, son algunos de los que han vencido, volviéndose inútiles ante una situación sanitaria que está en deuda con los santacruceños”, expresó en aquel momento el ministro.

Sobre este hecho puntual en la localidad portuaria, Varela resaltó que la situación es “prácticamente la misma que sucedió con los depósitos del Ministerio, como así también del hospital de Río Gallegos, donde encontramos medicación vencida, pero en muchísima mayor cantidad, y eso hizo que tomáramos medidas judiciales que ya están en Fiscalía de Estado con las denuncias correspondientes”, puntualizó.

Al respecto, el ministro aseveró que “es muy difícil de creer que una medicación se venza” y se preguntó “¿cómo se le puede pasar a un hospital que se le venzan los remedios? Porque no hay control”, se lamentó.

“Por suerte el hospital de Puerto Deseado ya tiene un sistema que puede dar alarmas dos meses antes de que se venza la medicación”, señaló.

“La verdad es la falta de control y la falta de administración. Hay falta de algunos insumos, es una ironía tener una crisis en el sector y que haya medicación que esté vencida, es terrible e injusto”, enfatizó al cierre.