Empleados judiciales, de prensa, de Vialidad y hasta policías trabajan en Buenos Aires.

Dentro de los 400 agentes provinciales que figuran como adscriptos a esa repartición hay también docentes. Desde la vocalía por los activos resaltan que hace rato funciona mal la delegación de la CSS y que esto fue advertido a la gestión anterior sin haber logrado las herramientas para solucionar la problemática del control del recurso humano.
Este jueves el vicegobernador de Santa Cruz, Fabián Leguizamón, se refirió a la atención que se brinda desde Casa de Santa Cruz en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los pacientes derivados y sus familias que están alojados a través de la Caja de Servicios Sociales. El vocal por los activos, Hugo Jerez recordó que este problema no es de ahora.

Leguizamón precisó que son 400 empleados que actualmente se encuentran radicados en Buenos Aires y prestan servicios en la Casa de Santa Cruz y cuestionó la manera en que tal cantidad de agentes redunde en un beneficio en la atención. También detalló que el funcionamiento de la Casa de Santa Cruz implica un gasto fijo de 34 millones de pesos mensuales en concepto de sueldos, bienes y servicios, 412 millones al año.

Además de los 33 empleados de la Caja de Servicios Sociales, el detalle de personas que figuran adscriptos a la Casa de Santa Cruz es el siguiente:

50 pertenecen al Ministerio Secretaría General de la Gobernación
37 al Ministerio de Salud y Ambiente
2 al Ministerio de Desarrollo Social.
4 al Ministerio de Gobierno
3 a la Jefatura de Gabinete
5 al Ministerio de la Producción, Comercio e Industria
4 de la Caja de Previsión Social
6 del Consejo Provincial de Educación
8 de la ASIP.
2 del Poder Judicial
1 de Vialidad Provincial
4 de la Policía
4 empleados de la Agencia de Medios Audiovisuales (AMA)
3 de Canal 9
1 de la UNPA
3 del I.S.PRO.
Número indeterminado de trabajadores municipales de diversos municipios
Un problema histórico
El vocal por los activos, Hugo Jérez, comentó que esta problemática en el funcionamiento de la Casa de Santa Cruz ya fue advertida por ellos oportunamente, durante la gestión de Alicia Kirchner y que lamentablemente no hubo una respuesta certera para dar orden a ese espacio.
Jerez señaló que no había un responsable del Recurso Humano que llevara un orden y control en ese lugar, y que actualmente se ha logrado designar un delegado -a quien ya habían propuesto desde las vocalías de activos y pasivos tiempo atrás- y que se trata del caletense Javier Aybar, quien ya está en funciones. “La Caja de Servicios Sociales en la Casa de Santa Cruz funciona mal, hay que cambiar muchas cosas como la organización, áreas administrativas depende de una persona, otras dependen de Río Gallegos entonces no funciona y después que también hay gente que va a trabajar cuando se le da la gana, recién ahora habíamos puesto el reloj para que registren la asistencia, no había un encargado del recurso humano y no nombraban, cosas que nosotros veníamos pidiendo y que no se cumplian”, comentó Jerez. “Ahora le deseo que al delegado le vaya muy bien”, expresó.

Finalmente indicó que “hablando específicamente de la Caja de Servicios Sociales, hay varios problemas, hay que cambiar el organigrama porque no está bien claro quién es el jefe de quién, entonces manejan todos un lío y obviamente hay que poner una auditoría que vaya a trabajar. Hay varios problemas en la Caja de Servicios Sociales, no sé si ellos lo saben. Supongo que se lo habrán informado, yo desconozco porque el presidente (Pérez Soruco) con nosotros no habla o habla muy poco”.

Delegaciones
La Casa de Santa Cruz cuenta con delegaciones de diferentes dependencias y organismos del Estado provincial.
De acuerdo a la información institucional que indica la página web, la Casa de Santa Cruz cuya sede está ubicada en 25 de mayo 279 en CABA, “recibe alrededor de 6000 santacruceños y santacruceñas por año, radicados o en tránsito en la ciudad de Buenos Aires, con múltiples acciones, promocionamos nuestra provincia y promovemos nuestra identidad cultural. Para ello, cada uno de los trabajadores y trabajadoras de la Casa, aporta desde su lugar, todos los días, su compromiso y dedicación”. (Diario Nuevo Día)