Grasso se reunió con la militancia en Puerto San Julián y antagoniza con la Provincia y Nación

El intendente de Río Gallegos encabezó un encuentro -este viernes- con dirigentes, referentes y vecinos en Puerto San Julián. Volvió a convocar a los propios en el interior de Santa Cruz, luego de las elecciones provinciales del año pasado. Su lanzamiento informal de campaña a gobernador había sido en la misma localidad.
Este viernes, el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, encabezó un encuentro con dirigentes, referentes y vecinos en Puerto San Julián. Volvió a convocar a los propios en el interior de Santa Cruz, luego de las elecciones provinciales del año pasado. Su lanzamiento informal de campaña a gobernador había sido en la misma localidad.

Informaron que se reunieron para “analizar la realidad actual y pensar estrategias de cara a resistir el impacto de las políticas de ajuste, y generar alternativas esperanzadoras ante la fuerte pérdida del poder adquisitivo, como consecuencia de las medidas de Nación”.

Grasso se posiciona como el dirigente a liderar Unión por la Patria en Santa Cruz, tras la derrota provincial y nacional que sufrió el espacio. Buscará recorrer la provincia en estos años y no perder ubicación dentro del peronismo.
En relación al evento que se realizó en Puerto San Julián, destacaron “la importancia de la participación horizontal y la escucha activa para enfrentar los desafíos actuales y defender los intereses santacruceños”. “Los participantes se comprometieron a trabajar rumbo a construir una provincia y una patria mejor, defendiendo conquistas y abogando por un Estado promotor de derechos”, comunicaron.
“En el medio de la reunión y el debate, se dio la votación en general de la Ley Ómnibus y hubo fuerte repudio a los diputados que votaron a favor: Roxana Reyes y José Luis Garrido. Participaron actuales y exintendentes de distintos lugares de la provincia, concejales y candidatos del peronismo en las elecciones del año pasado”, expresaron desde Construyamos Juntos.

“Este espacio buscará fortalecerse en dos dimensiones: la resistencia para morigerar el impacto de las políticas económicas y la construcción de un esquema que dé garantías de continuidad al proyecto de justicia social. En este marco, y como uno de los objetivos clave, se coincidió en trabajar para recomponer la tarea de militancia en cada localidad. Coincidimos en que muchos hogares se encuentran en situación de emergencia y desamparo. Además de plantear la necesidad de una mayor presencia de los organismos pertinentes, para contener esta crisis económica y social”, concluyeron.
Fuente: Tiempo Sur