Los judiciales rechazaron por irrisoria la oferta del 6,5% de aumento.

Exigen una nueva propuesta superadora de parte del Tribunal Superior teniendo en cuenta que -a instancias del gremio- el Ejecutivo ya garantizó el presupuesto al Poder Judicial. Hoy los trabajadores realizaron medidas de fuerza.

Luego de la paritaria realizada hoy los trabajadores del Poder Judicial rechazaron el ofrecimiento salarial del 6,5% realizado por el Tribunal Superior y exigen una propuesta que contemple la situación inflacionaria que atenta contra el poder adquisitivo del salario. Ayer se conoció el índice de precios de abril, que alcanzó 8,8%.

“El TSJ volvió a ofertar una suma cifra irrisoria, teniendo en cuenta las acordadas pendientes que restan instrumentar, los retroactivos adeudados y que el Ejecutivo garantizó el presupuesto para el Poder Judicial”, expresó el gremio a través de un comunicado.

Allí señalan que “los representantes del TS ofertaron solo instrumentar una acordada, pese a que existen acordadas pendientes y que el Ejecutivo garantizó el presupuesto para el Poder Judicial luego del reclamo del gremio. Es decir, no existen impedimentos para mejorar los sueldos.

Según consigna el gremio en la anterior paritaria tampoco hubo una mejora en el ofrecimiento, “en un contexto en el cual la canasta básica para una familia tipo alcanza casi el millón de pesos en Santa Cruz”, afirman.

Judiciales entiende que el TSJ está en condiciones presupuestaria de mejorar la propuesta para que impacte en los sueldos de mayo.

A raíz de la falta de acuerdo, este jueves se concretó una jornada de brazos caídos en los lugares de trabajo, y no se descartan nuevas medidas de fuerza en caso de que no haya una oferta acorde a las demandas de los trabajadores.

El próximo 21 de mayo se realizará una nueva reunión paritaria.