El Comisario Dante Abboud, jefe de Unidad Regional Zona Norte de la Policía de Santa Cruz comentó que fue detenido por ocasionar disturbios y tornarse agresivo al solicitarle la identificación

 Indicó que las convulsiones se produjeron en el espacio previo al ingreso a celdas, donde se efectúa el recibo de la incautación de pertenencias y el certificado médico. Se le brindó asistencia y se practicó RCP pero no se pudo salvarle la vida señaló.

Se informó acerca de la muerte en Caleta Olivia del joven de 30 años que fue detenido por “resistencia a la autoridad” y luego murió en la comisaria, hecho sobre la cual se puso un manto de duda. Desde la policía indicaron que se ahogó en una convulsión mientras que la familia y allegados dicen que estaba muy golpeado. Hoy se conocerá la autopsia.
El Comisario Dante Abboud, jefe de Unidad Regional Zona Norte de la Policía de Santa Cruz fue entrevistado en la jornada de hoy y dio detalles del hecho ocurrido.

El día domingo a las 06:30 aproximadamente personal del Comando Radioeléctrico se encontraba haciendo tareas de prevención, donde observaron a un hombre con el torso desnudo generando disturbios, comentó.

Allí los uniformados procedieron a identificarlo y el joven “se niega, y se torna agresivo hacia los efectivos” por lo cual se lo traslada a la Seccional Primera, donde se inició la actuación judicial. Se efectuó el acta de aprehensión correspondiente, aguardando al facultativo médico policial para el posterior ingreso al sector de celdas en carácter de detenido indico el jefe de la URZN.

Según continuó contando, el detenido siguió agresivo y “en un momento comenzó a convulsionar”, ante lo cual e l cabo de cuarto “le comunica al oficial de servicio y la médica oficial aborda la situación. Comienza con reanimación sobre esta persona” y luego llegó la ambulancia del Hospital,  que le realizó RCP pero “lamentablemente con resultados negativos” expresó.

El Comisario volvió a remarcar que todo se dio en el espacio previo al ingreso a las celdas, donde se le incautan las pertenencias y se efectúa el recibo para que luego el médico policial haga el certificado.

“Y bien sucedió la situación se dio intervención al Juez de Instrucción Albarrán,  le tomaron declaración testimonial a la totalidad del personal que participó, tanto los que hicieron detención como en lo interno en la seccional” y la división criminalística hizo la inspección ocular, además de secuestrar los libros especificó.
(Fuente: Tiempo Sur)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios