No quería estar más en el MEPRISA porque lo tenían "a suero y sopa". Quiere traslado a Buenos Aires

Un petrolero que padece un grave cuadro de "hepatitis fulminante" decidió instalarse en las oficinas de OSPEGAP para reclamar la derivación urgente a Buenos Aires.

David Barroso es trabajador de Oil y estaba hace diez días internado en el Hospital Privado MEPRISA.

"Hace dos semanas estuve internado por una hepatitis que no sabían que era. No me dijeron que era B y C, después que era A, o que era fulminante. Todos los días algo distintos. Estamos esperando una derivación a hospital de alta complejidad para que me hagan una biopsia y me den una solución. Con sólo suero no me van a solucionar nada", dijo Barroso.


Pero en estas últimas horas su cuadro se complicó, y pedía que lo trasladasen a un centro de mayor complejidad, ya que en el MEPRISA "lo tenían a suero", y en una sala común, ni siquiera en terapia intensiva.

Según comentó él mismo, comenzó a padecer un "trastorno súbito e intenso del hígado".

Barroso llegó con parte de su familia y acompañado por un delegado sindical, Juan "Toja" Carbajal. Este último le reclamó a la administración de OSPEGAP la "urgente derivación del compañero petrolero, debido a que, hacía una semana lo tenían a suero y sopa en el Meprisa y pretendían retenerlo en ese estado y extendiendo la derivación hasta el día 29 de este mes, habida cuenta que OSPEGAP no conseguía camas para derivarlo a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".

Barroso, Carbajal y dos o tres petroleros decidieron hacer una toma pacífica en la obra social.

Los empleados de la obra social se retiraron del lugar. A los minutos se acercó el personal policial de la Seccional Primera.
(Fuente: Vanguardia Sur)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios