Según trascendió, la Administración macrista buscaría reconvertir la matriz económica de la provincia para reducir el costo fiscal que le genera el régimen industrial local al Gobierno central, estimado en 30 mil millones de pesos.

El primer paso sería la eliminación de aranceles a productos electrónicos fabricados en la isla. El objetivo final sería transformar el Polo Industrial Electrónico en un Polo de Energías Renovables. Desde el oficialismo, sin embargo, desmintieron modificaciones sustanciales.

La prensa nacional planteó la posibilidad de que el Gobierno nacional avance en la “eliminación definitiva” del régimen de promoción industrial fueguino que rige desde 1972 mediante la ley nacional 19640, medida sobre la que, si bien todavía no hay un anuncio oficial, también fue denunciada por el gremio de la UOM, que anunció un paro de actividades para mañana.

El objetivo de la medida sería reconvertir la matriz industrial de la economía asignándole a la provincia el rol de productora de energías alternativas.

Infobae, el medio encargado de difundir la información, mencionó que según fuentes del Gobierno nacional, la idea es buscar que haya competencia y que los argentinos no paguen productos de la industria electrónica un 70% más caros que en Colombia y Perú, y hasta 80% más caros que en Chile, donde no se subsidia a la industria que los produce como se hace en Argentina.

La fuente cercana al gobierno -aunque no revelada- por Infobae, destacó que “el Poder Ejecutivo fueguino propuso en septiembre pasado a la Legislatura local un proyecto de ley de adhesión al Régimen de Fomento Nacional para el uso de fuentes renovables de energía, destinadas a la producción de energía eléctrica”.

“La actual gobernadora Rosana Bertone declaró de interés provincial ‘la investigación, el desarrollo, la explotación, la comercialización y el uso de energías renovables en todo el territorio de la Provincia, como asimismo la radiación de industrias destinadas a la producción de equipos y componentes para la realización de tales actividades’”, agregó la fuente.

Siempre según Infobae, Nación estaría analizando en profundidad desde el 10 de diciembre pasado cómo funciona este Régimen de Promoción Industrial que, de acuerdo con datos del Presupuesto 2016, costó al fisco unos 30 mil millones de pesos.

Según lo trascendido, en el primer semestre el consumo cayó entre 25% a 30%.

Posibles consecuencias y desmentida oficial

Según datos de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), en esta industria trabajan unos 18 mil trabajadores, de los cuales 10 mil son empleos directos y otros 8 mil son indirectos.

En ese marco, el mayor riesgo de reconvertir la industria electrónica de Tierra del Fuego es que se genere un gran desempleo, con el agravante de que muchos de los trabajadores de esa industria solo tienen capacitación técnica y han cursado solo el secundario, por lo que se les dificultaría a esos trabajadores que pasen a otra actividad.

El otro problema es que los salarios que se pagan en la isla en algunos casos superan en casi tres veces los que se pagan en Brasil, Colombia o Chile, por lo que de emigrar, los trabajadores afectados percibirían menos ingresos.

Desde el oficialismo, el diputado fueguino por el PRO, Gastón Roma, aseveró en declaraciones radiales que “esto no es en reemplazo de las industrias” sino que “es complementario”, además de considerar que “la nota tiene algo de desinformación y picardía electoral”.

“Es difícil llevar a cabo políticas en TDF por la falta de comunicación y por no entender que hay un bien superior que es la ciudadanía y la provincia”, advirtió y observó que “si no entendemos esto de bajar el ego para construir algo en común estamos muy complicados como sociedad”.

Fuente Info Fueguina

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios