Tras los bajos precios que resultaron en la Ronda 1 del Programa RenovAr, las energías limpias demuestran ser más económicas que las térmicas fósil.

 La tendencia demuestra que a futuro los precios de las primeras continuarán en caída mientras los de estas últimas en aumento.

De acuerdo a cifras oficiales publicadas por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, el precio monómico (valor final promedio) de la energía durante el mes de agosto fue de 1145,6 pesos por MWh, es decir, 76,7 dólares por MWh.

Buena parte de ese valor está influenciado por la energía térmica fósil, que domina el parque eléctrico argentino conformando un 66 por ciento de la matriz de generación bruta.

El resto está constituido por un 27 por ciento de energía hidroeléctrica, un 5 por ciento de energía nuclear y apenas un 2,1 por ciento de energías renovables.

Tras la primera licitación del Programa RenvoAr, donde el gobierno nacional adjudicó 1109,2 MW (400 MW solares, 708 MW eólicos y 1,2 de biogás) se incorporarán 3970 GWh/año, es decir, un 2,9 por ciento del Consumo Eléctrico Nacional, número que contribuirá a una diversificación de la matriz eléctrica argentina.

Lea también: “Informe técnico: la generación de energía renovable cae 2,7 por ciento en el mes de septiembre”

Ahora bien, ¿son competitivos los costos de las energías renovables frente a las fósiles?

Según explica el experto en energía eléctrica, Diego Margulis, a energiaestrategica.com, es notoria la competitividad que están ganando las renovables frente a las energías térmicas, sobre todo teniendo en cuenta los precios cosechados en la subasta.

Los precios promedios de los proyectos adjudicados en el segmento solar fueron de 59,75 dólares por MWh y en el eólico de 59,39 dólares por MWh.

Teniendo en cuenta que el 68 por ciento del parque eléctrico térmico fósil (13.369 MW sobre un total de 19.630 MW) está constituido por centrales térmicas de Ciclos Combinados (CC) y Turbinas de Gas (TG), Margulis propone analizar los costos de estas tecnologías.

En principio, el especialista señala que, si bien no son similares, se pueden considerar algunos valores de referencia para los costos de Operación y Mantenimiento y Potencia de ambas tecnologías. La componente de combustible (Energía) sí genera diferencias más notorias en los costos finales debido a la mayor eficiencia que presentan los ciclos combinados en relación a las TGs.

Margulis describe que antes del aumento del gas natural que estableció el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, CAMMESA pagaba, como referencia, 2,7 dólares por millón (MM) de Btu. Pero que desde principios de este año, este valor aumentó a 5,2 dólares por MMBtu. Así, el costo de generación en una nueva central de Ciclo Combinado sería de alrededor de 75 dólares por MWh y 95 dólares por MWh para TG.

Asimismo, advierte que de avanzar la quita gradual de subsidios, tal como se viene anunciando desde la cartera que preside Juan José Aranguren, el precio por mm de BTU podría escalar a los 6,8 (precio máximo de importación a la fecha) dólares en los próximos 2 años, lo cual impactaría en un valor de 85 dólares por MWh para la central de Ciclo Combinado y 111 dólares por MWh para Turbo Gas.

Lea también: “Adjudicaron 1.109 MW en la primera Ronda del Programa RenovAr y anunciaron el lanzamiento de una pronta licitación ‘Ronda 1.5’”

En lo que respecta al precio del gas oil, por MMBtu el costo ronda los 11,6 dólares, lo que implica un costo total de 98 dólares por MWh para centrales de CC y 131 dólares por MWh para TG.

“Mi conclusión es que las energías renovables ya son más baratas que las térmicas, especialmente porque las térmicas funcionan, al menos, un 15 por ciento de las horas a gasoil (durante el invierno)”, diferencia Margulis.

Es decir que para un promedio anual de costos en las centrales térmicas hay que tener en cuenta la ponderación de los precios del gas natural sumando aproximadamente un 15 por ciento del valor del gasoil.

En conclusión, según lo proyectado, para 2018 una central de Ciclo Combinado podría estar funcionando a un promedio anual de 100 dólares por MWh (teniendo en cuenta la proporción de gas oil) y a 130 dólares por MWh la de Turbo Gas. Estos valores siempre y cuando el precio internacional del barril de petróleo no se disparé como lo vienen previendo algunos especialistas. En ese caso, el precio será aún mayor.

En el caso de las energías renovables sucede lo contrario. Sucede que en los diferentes países del mundo, licitación tras licitación, el precio tiende a la baja. Un caso paradigmático, entre muchos otros, es el de Solarpack Corp, que en Chile adjudicó un contrato de venta de energía de un parque solar de 120 MW 29,1 dólares el MWh, cifra histórica para el vecino país. Parte de esta caída en el valor tiene que ver con la depreciación de la tecnología.

No obstante, hay que tener en cuenta que tanto la energía eólica y solar (energías renovables predilectas por el Gobierno nacional), son tecnologías intermitentes que obligan a una inversión de otra fuente energética de base, como la térmica, hidroeléctrica, biomasa o biogás.

Lea también: “La clave para una próxima licitación de renovables: diversificar precios del biogás según aprovechamiento de la materia prima”

Otra salvedad tiene que ver con que los precios logrados en la licitación del Programa RenovAr deben ajustárseles algunos valores. Es que el Gobierno estableció no sólo beneficios fiscales sino factores compensatorios como el de Ajuste e Incentivo para los proyectos ganadores. Esta maniobra no es un invento argentino que suele darse en licitaciones de otros países.

En definitiva, a los contratos que firmará el Ministerio de Energía y Minería de la Nación habría que ajustarlos en un 20 a 26 por ciento más de los adjudicados para obtener un precio real. Es decir que el valor real promedio para proyectos eólicos y solares rondarán entre los 70 y 75 dólares por MWh durante los 20 años de contrato.

Fuente Energía Estratégica

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios