Ayer la UCR (Unión Cívica Radical) se reunió en la localidad de Puerto San Julián.

en medio de la polémica por la situación con el concejal Evaristo Ruiz. Según conoció este medio, no se habría tratado –sobre tablas- el pedido de expulsión, lo que habría generado el enojo en algunos de los convencionales radicales.

Tras el escándalo por la disputa de la presidencia en el Concejo Deliberante de Río Gallegos, se esperaba saber la reacción de la convención, y lo que hace una semana parecía un hecho, es decir, que no había más remedio que la expulsión de Ruiz, ayer el tema se fue diluyendo en medio de las negociaciones.

Se esperaba que el mismo se tratara sobre tablas, pero habría surgido una disputa a la hora de conformar el Tribunal de Disciplina, que es el que tendría que tratar un pedido de expulsión. Una disputa a la hora de elegir la mayoría de este cuerpo habría sido el punto de inflexión, que habría generado que algunos de los convencionales se levantaran del encuentro radical y decidieran abandonar el mismo, agarrando ruta y regresando hacia la capital santacruceña.

Uno de ellos habría sido el concejal capitalino Fabián Leguizamón, uno de los más interesados en que se expulse a Ruiz, ya que fue precisamente a él a quien lo sacaron de la silla de Presidente del Concejo Deliberante hace dos semanas atrás con el voto de los ediles del FPV y el propio Ruiz, situación que revirtió el juez Francisco Marinkovic.

Por su parte, anoche se elegía además la presidencia de la convención en donde había dos nombres, el de Mario “Cacho” Guza y el “Cuchi” Vera para presidir la convención de la UCR. Según trascendió extraoficialmente, la mayoría optaría por el hombre de Las Heras quien estaba siendo respaldado por el senador Eduardo Costa.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios