Entre diciembre de 2015 y junio del año pasado, en Santa Cruz se perdieron más de 8 mil puestos de trabajo registrado.

El dato surge del ex Ministerio de Trabajo de la Nación y el periodista Sebastián Premici explicó las circunstancias de esos datos que impactan en la economía local.

En el marco de su gira patagónica, Mauricio Macri llegó la provincia esta semana y en las represas ofreció un discurso breve, asegurando que la obra hidroeléctrica “marca lo que venimos haciendo desde el primer día: crear las bases que permitan el desarrollo para todos los argentinos”, porque “vinimos a transformar la Argentina de raíz y para siempre”. Sin embargo, ayer se conocieron números de la pérdida de puestos de trabajo en los lugares por los que pasó, entre ellos Santa Cruz.

El Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial, que depende del ex Ministerio de Trabajo de la Nación, dice que entre diciembre de 2015 y junio de 2018, casi 30.000 personas perdieron su empleo en las provincias patagónicas.

El periodista Sebastián Premici lo dio a conocer a través de la agencia Cadena al Sur, recopilando la información que habla concretamente del territorio gobernado por Alicia Kirchner, donde la destrucción del empleo afectó a 8.333 santacruceños y santacruceñas. Se trata de empleos registrados del sector privado vinculados con la agricultura-ganadería, industria manufacturera, construcción, petróleo, comercio al por menor y servicios empresariales. De ese total, 2.893 fueron en la industria petrolera, específicamente en el Golfo San Jorge.

El dato muestra además que Santa Cruz es una de las grandes perdedoras de la política económica del Gobierno Nacional, ya que en Chubut se perdieron menos puestos de trabajo: 7.931; en Río Negro, 6.096; en Tierra del Fuego, 6.186, y en Neuquén, otros 2.163. 

Premici explicó ayer a La Opinión Austral que “a junio del año pasado, que son los últimos datos desagregados por sector y provincia, en Santa Cruz había 58.511 puestos de trabajo registrados en sus distintos rubros: en Tierra del Fuego los registrados eran 38.498; en Chubut 98.925; en Río Negro 112.166, y en Neuquén, 119.963”.

En este sentido, la caída en la provincia “se explica por tres rubros: el principal la explotación de minas y canteras, que esto es la actividad de hidrocarburos, donde ahí hubo una pérdida de 2.893 puestos de trabajo, pero también en la construcción, y eso tiene que ver con el freno de la obra pública que tuvo Santa Cruz”, algo que en otras provincias “fue como una variable de ajuste, porque hacia mediados del año electoral de 2017 hubo una reactivación y eso se tradujo en cierta generación de empleo”, apuntó.

Sin embargo, “esto se modificó a partir de marzo-abril del año pasado, que es cuando se empiezan a anunciar los ajustes vinculados al acuerdo con el FMI y es cuando vuelve acrecer el desempleo en la construcción”. La diferencia de esta provincia con el resto es que esas variables no se percibieron porque “Santa Cruz dio siempre pérdidas de trabajo” en la construcción.

El periodista especializado en asuntos económicos sostuvo así que también está la ponderación de los despidos en lo que se denominan ‘servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler’, que son “los servicios empresariales como contadurías o del tipo de consultorías a distintas empresas y que tienen que ver con la actividad comercial. Hoy las grandes firmas que antes requerían servicios empresariales no lo hacen y ahí se perdieron 1.996 puestos en lo que va de la gestión macrista. Y esto, entre diciembre de 2015 y junio de 2016, convierte a Santa cruz en la provincia más perjudicada en términos de destrucción de puestos de trabajo privado”, aclaró.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios