El fanatismo de los argentinos por las empanadas es bien conocido en todo el mundo, explicado quizás por nuestras intensas y arraigadas costumbres españolas, que nos llevaron a ser la nación que somos en la actualidad.


Desde aquellas postales de las viejas revistas de la primaria, así como muchas representaciones de la Revolución de Mayo como de la Independencia Nacional, muestran a vendedores en aquellos jóvenes años de nuestra nación, cargando canastas llenas de estos productos.

Sus orígenes nos remontan a la antigua Grecia, aunque muchos dicen que nació en la Mesopotamia, territorios conocidos hoy como Iraq y Siria entre otros. En ese momento se las preparaba con una precaria masa al estilo filo, que fue evolucionando con los años para convertirse en lo que es hoy. Inicialmente estaban rellenas de carne y cebolla, ya que el queso y otros productos como el jamón, fueron creados muchos años después.

Eventualmente se fueron distribuyendo por todo el globo de manos de los comerciantes, pero también de las invasiones. Ya que como suele suceder en muchos casos, la cultura de los invasores queda “impregnada” en las tierras que conquistan. Por eso, los españoles también las preparan en diferentes formatos y con varios rellenos, incluyendo pulpo y muchos otros.

En Argentina

Claro que las facilidades que tiene nuestro país para recibir las empanadas fue notoria, por lo que se fueron arraigando muy bien en el antiguo Virreinato de la Plata. Es que tanto la harina como la carne eran productos muy comunes y hasta baratos en la joven Argentina, utilizando rezagos de otros cortes más caros, algunos comerciantes de la época se las arreglaban para conseguir un buen dinero con estos tentempiés muy famosos.

Con el tiempo fueron formando parte de la idiosincrasia de los habitantes de estas tierras, convirtiéndose en un plato emblemático de reuniones, así como de juntadas familiares por igual. Es que su facilidad de consumo, pero fundamentalmente su simplicidad de preparación, las hacen ideales para la mayoría de los comensales, pero también para aquellos que intentan comenzar con su negocio.

Tanto es el fanatismo por este plato, que de acuerdo con las estadísticas de PedidosYa, las empanadas son la comida más pedida a domicilio en la provincia de Santa Cruz, pero también en Río Gallegos. En términos nacionales también es el plato más pedido en promedio, convirtiéndolas en un emblema de la gastronomía de nuestro país.

Es tan grande este amor por las empanadas, cuyo nombre deriva de “empanado” por el uso de la masa para rellenar, que en Argentina existen casi una variante por cada provincia. Además, hay algunos rellenos que se convirtieron en emblemáticos, como son las tucumanas que se preparan con carne de matambre cortada a cuchillo, sin pasas de uva y con mucho comino. En cambio, las salteñas usan carne de bola de lomo o cualquier corte similar, también cortada a cuchillo, con la diferencia que se las rellena además con papa hervida, cebolla de verdeo y mucho ají.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios