¿Conservará aún sus acciones en Shell el ministro Juan José Aranguren?

 Resulta que es un buen día para la compañía petrolera: Royal Dutch Shell superó las previsiones de los analistas al anunciar el martes un aumento de un 18 por ciento en su beneficio neto ajustado del 3er. trimestre y anunció que sus inversiones en 2017 se ubicarán en la parte inferior de la horquilla prevista. El beneficio neto antes de extraordinarios y ajustado a coste de reposición de reservas (CCS) ascendió a US$ 2.800 millones, frente a las expectativas de los analistas de US$ 1.710 millones de dólares. Shell había decepcionado al mercado con sus resultados del 2do. trimestre, el 1er. cuarto completo posterior a la finalización de su compra de BG (British Gas) en febrero. Shell dijo que ahora espera que su gasto de capital en 2017 se sitúe en torno a US$ 25.000 millones, en la parte baja de su objetivo, mientras que las inversiones para este año serán de alrededor de US$ 29.000 millones.

El grupo petrolero Royal Dutch Shell anunció haber vuelto al terreno positivo con unos beneficios netos de US$ 1.400 millones en el 3er. trimestre, a la vez que mostró su preocupación por la debilidad persistente de los precios del crudo.

El gigante angloholandés había registrado una pérdida neta de US$ 7.400 millones dun año antes, debido a elementos excepcionales motivados por el abandono de varios proyectos en Alaska y Canadá.

El director ejecutivo Ben van Beurden señaló que los bajos precios del petróleo continuaban suponiendo un "gran desafío", advirtiendo de unas previsiones "inciertas" para el grupo.

Shell obtuvo un beneficio neto de US$ 3.034 millones en los 9 primeros meses del año, lo que supone triplicar las ganancias registradas un año antes.

En el 3er. trimestre, la compañía petrolera obtuvo un beneficio neto de US$ 1.375 millones (1.250,2 millones de euros), frente a las pérdidas de US$ 7.416 millones que registró en el mismo periodo del ejercicio 2015.

La producción de petróleo y gas de la compañía en el 3er. trimestre fue de 3,5 millones de barriles diarios, un 25% más que en el mismo periodo de 2015, según ha informado la compañía en un comunicado.

El volumen de ventas de GNL entre julio y septiembre fue de 15,23 millones de toneladas, un 54% más que en las mismas fechas del ejercicio precedente, lo que es reflejo, principalmente, del ampliado catálogo de la compañía tras la compra de BG.

Por su parte, el volumen de ventas de la división de Químicos en el 3er. trimestre aumentó un 3% en comparación con el mismo trimestre de 2015.

La compañía registró unos "mejores beneficios" este trimestre, que reflejaron una "actuación operacional y de costes fuerte", aunque los precios del crudo continúan siendo un "reto significativo" para el negocio y la perspectiva "sigue siendo incierta", según ha explicado el consejero delegado de Shell, Ben van Beurden.

"Nuestros planes de inversión y las acciones de nuestro catálogo están centradas firmemente en remodelar Shell", ha añadido Van Beurden, según quien la compañía está haciendo "buenos progresos" en su objetivo, "a pesar de las actuales condiciones desafiantes del mercado".

Además, el consejo de administración de la compañía ha anunciado que distribuirá un dividendo de US$ 0,47 por acción el próximo 16/12.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios