La muerte de dos operarios de Pecom en un yacimiento de Vaca Muerta.

Reinstaló la modificación de los diagramas de trabajo de los petroleros en el centro del debate empresario sindical.
 El gobierno provincial convocó a los sindicatos y a las operadoras para este mediodía.
Las partes comenzaron a negociar cambios a los diagramas a instancias del gremio conducido por Guillermo Pereyra. El sindicato exigió eliminar los esquemas actuales, que, en general, establecen 14 días de trabajo continuados por siete de franco.

Pereyra, con apoyo del gobernador Omar Gutiérrez, impulsó un plan para uniformar los diagramas con seis días de actividad seguidos por tres de descanso. Los términos de esa iniciativa generaron un fuerte rechazo de parte de las empresas.
La oposición empresaria se funda en que una modificación de ese tipo afectaría la productividad. El sindicato cuestiona que se privilegien las necesidades de la producción por sobre las del trabajador.


 
La discusión lleva meses y sigue abierta, aunque en los últimos días surgió una postura intermedia entre el régimen actual y el propuesto por el gremio que podría cerrarles a las dos partes.

El gremio con apoyo del gobierno provincial quería que los operarios estuvieran seis días en el campo y tres en sus casas. Hoy, lo más común es 14 por 7.

Pereyra le dijo a LMN que el sindicato está dispuesto a firmar un diagrama con diez días de trabajo por cinco de franco. Ese formato también les cerraría a las empresas, en principio. Las dos partes coinciden en que la discusión debe concluirse sin más dilaciones.

El escenario en el que se desarrolla cambió con la muerte de los trabajadores de Pecom Maximiliano Zappia, de 23 años, y Cristian Baeza, de 34 años.

La tragedia ocurrida el domingo 5 de mayo en la planta de Tecpetrol, en el bloque Fortín de Piedra, de Vaca Muerta, reconfiguró el contexto de las discusiones sobre todos los temas que de alguna manera están vinculados a la seguridad de los operarios. Con ocho muertos en 15 meses en accidentes ocurridos en yacimientos de la cuenca neuquina, la seguridad se coló en las prioridades de la Mesa de Vaca Muerta.

El formato del diagrama de los pozos es una de las cuestiones que generaron controversia, pero no la única ni la más compleja para resolver. El último conflicto surgido tiene que ver con la permanencia de los trabajadores en los yacimientos durante las horas previstas para su descanso dentro del período en el que están afectados a la producción.

En plano desarrollo

El sindicato petrolero activó hace unos días un plan de acción destinado a evitar que los trabajadores duerman en campamentos montados en los yacimientos. La medida genera controversia con las empresas porque implica mayores costos, ya que conlleva la contratación de más personal. Guillermo Pereyra estimó que se debe triplicar la dotación.

Fuente: El Patagónico 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios