Ante el marcado declino de los yacimientos de la Cuenca del Golfo San Jorge.

YPF introduce tecnología alternativa para mejorar la producción. Con la inyección de polímeros probada en Grimbeek, de características similares, el factor de recupero se elevó en un 12%.

Por Raúl Figueroa
La reciente presentación por parte de YPF al presidente de la Energía de Santa Cruz, Matías Kalmus, del proyecto de plantas de recuperación terciaria que pondrá en marcha la compañía antes de finalizar el año, según lo que ha anunciado, permitió actualizar alcances de un programa que el año pasado se anunció como parte de la estrategia para revertir el declino de las cuencas maduras de la operadora en todo el país, que decrecen a un ritmo promedio del 14% anual. Con resultados ya probados en la Cuenca San Jorge, el factor de recupero se puede elevar en alrededor de 10 y 12 puntos porcentuales en los yacimientos que pueden ser objeto de esta técnica.

Según confiaron fuentes del ámbito institucional ante la consulta de Santa Cruz Produce, el incremento del factor de recupero significa un mejor barrido del recurso existente en los pozos, que por producción primaria se ubican por debajo del 10% y pueden elevarse hasta el 20% cuando se les inyecta agua, en base de recuperación secundaria.


 
En la fase terciaria, el agua es reemplazada por polímeros, pudiéndose incrementar la productividad de campos maduros a partir de una mayor presión en las distintas capas donde está el hidrocarburo que es conducido, por la capilaridad del suelo, hacia el sistema de bombeo que lo extrae a la superficie.

De este modo, la expectativa para revertir la tendencia negativa en el norte santacruceño es importante.

Parte de esos resultados ya se verifica en la formación Grimbeek, en la provincia de Chubut, donde ya hay 5 plantas en funcionamiento, con indicadores de mejora en el factor de recobro del orden del 12%, según pudo saber SCP. Si se toma como referencia que la producción del área Manantiales Behr, donde se ubica la formación chubutense, hoy es del orden de los 3.000 metros cúbicos por día, el incremento se puede estimar en 360 metros cúbicos adicionales, es decir más de 2.200 barriles adicionales por cada jornada.

Para el caso de Los Perales, las dos plantas a instalar comenzarán a funcionar en carácter de piloto, es decir, para medir los resultados de la aplicación de la técnica de recuperación terciaria. Si los FR fueran similares a los de Chubut, podría estimarse por ejemplo que si hoy Los Perales produce 1.800 metros cúbicos diarios, un incremento del 10% permitiría contar con más de 1.100 barriles adicionales por día.

La técnica de recuperación terciaria consiste en la inyección de polímeros, en lugar del agua utilizada en la fase de recuperación secundaria. “Esta metodología permite renovar la vida de los yacimientos maduros”, había manifestado el vicepresidente de Upstream de YPF el año pasado, Pablo Bizzotto, durante una conferencia de prensa en la que participó SCP. “Ahí tenemos una cantidad de recursos muy grande y la mitad está en la Cuenca San Jorge. Es una muy buena noticia el resultado de estos pilotos, a raíz de los cuales hemos decidido ‘desriskear’ (medir el riesgo) en todas las cuencas del país”, había indicado el ejecutivo.

Entre las ventajas de esta técnica, además de la mejora productiva, se cuentan también la incorporación de nuevas tecnologías y el potencial desarrollo de nuevos servicios a cargo de empresas de la región.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios