Los sindicatos petroleros de todo el país pasaron a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles donde se volverán a reunir con las cámaras empresarias.


Tras la reunión paritaria del lunes 7 de octubre, los sindicatos petroleros de todo el país pasaron a un acuerdo intermedio hasta el próximo miércoles 16 en su ronda de negociación paritaria con las cámaras empresarias, que aducen que por el congelamiento de combustibles (a través del decreto 566, que también congeló el tipo de cambio para el sector)  no pueden cumplir con la cláusula de revisión, ofreciendo sólo el pago de 5.000 pesos que estableció por decreto el gobierno nacional. Desde Chubut, el plenario ya había rechazado ese paliativo y exige que se cumpla con el acta paritaria de este año, que estableció las cláusulas de revisión inflacionaria en septiembre y febrero.


Cuando se reúnan nuevamente para seguir la negociación, el miércoles próximo, ese mismo día a las 16 horas, el INDEC dará a conocer oficialmente el Indice de Precios al Consumidor de septiembre; según anticipan consultoras privadas, será el índice más alto del año, porque reflejará el impacto de la devaluación de agosto, cuando el dólar escaló alrededor de un 25% tras las PASO. Así, el IPC podría estar entre el 5 y 6%, según las estimaciones previas.

Ese índice permitirá contabilizar la inflación acumulada en los últimos 6 meses, que se ubicaría por encima del 20%. Con ese instrumento oficial en la mano, los gremios petroleros de Chubut apuntan a que se cumpla con lo acordado en el acta paritaria de abril de este año, cuando se acordaron dos cláusulas de revisión por inflación, para los meses de septiembre (que en este caso se convocó con un mes de retraso) y febrero.


El acuerdo paritario firmado para el año en curso establece un 28% de incremento, además de las dos revisiones inflacionarias, que se  distribuyen del siguiente modo: 10% en junio, 9% en noviembre y 9% en febrero.

“Nosotros tenemos mandato del plenario para no discutir el bono de 5.000 pesos que fijó el gobierno nacional y que se cumpla con lo acordado en paritarias, así que pasamos a un cuarto intermedio hasta el miércoles próximo”, indicaron voceros del sindicato Petrolero Chubut, a la espera de que se retome la discusión.


Por ahora, las petroleras transmitieron su posición de que no pueden ajustar salarios por inflación, a partir de los efectos del decreto 566, que pesificó el barril de petróleo.

Neuquén en asamblea permanente

Por su parte, los petroleros de Neuquén se declararon en estado de asamblea permanente y acordaron una nueva reunión para este miércoles 9, en la que se volverá a rechazar el pago del bono de 5.000 pesos, dispuesto por el decreto 665, que además fue ofrecido pagar en 5 cuotas, según informó diario Río Negro.


El titular del sindicato y actual senador nacional, Guillermo Pereyra, dijo durante la asamblea realizada este martes que el atraso salarial es de un 20%, mientras que reclaman un ajuste inflacionario del 17% sobre la primera cuota del incremento salarial, aplicada en junio.

De todos modos, la situación de Pereyra en la negociación por la paritaria petrolera queda cruzada por las urgencias electorales del actual senador: no tuvo un buen resultado en las PASO, en su intento por retener la banca en el Senado, por lo que es probable que estrategia negociadora del gremio petrolero de aquella provincia –que además afronta alrededor de 1.000 trabajadores suspendidos por el fuerte impacto del decreto 566 en Vaca Muerta- resulte divergente de los demás gremios del país. 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios