El proyecto se concibió has más de 20 años y la filmación empezó en 2011.

Con mucho esfuerzo, vecinos de El Chaltén avanzaron año tras año hasta lograr al gran objetivo. Este domingo es el gran estreno en el Gimnasio Comunal.
Este domingo, El Chaltén vivirá un momento particular por la proyección de una película de cine. No es una más. Es LA PELICULA de la comunidad, ya que su realización demandó años de esfuerzo y trabajo voluntario de vecinos de esa localidad.

Por el año 1997, buscando una actividad para hacer en el prolongado invierno, vecinos de El Chalten soñaron con filmar una película.

Debido a diferentes motivos la historia quedó estacionada hasta septiembre de 2011, cuando el Director Gabriel Otero realizó una convocatoria abierta a toda la comunidad para poder rodar una historia.


 
En dicha reunión participaron 35 vecinos dándose a conocer el primer boceto del guión del libretista Diego García Canto.

En esa primera etapa se realizó una capacitación en las distintas áreas, se distribuyeron tareas, se realizaron castings de actores y ensayos para concretar la filmación de las tomas.

Con mucho sacrificio y aportes voluntarios se lograron editar 10 minutos y un teaser del film.  Al año siguiente se volvió a convocar a los vecinos lográndose filmar 20 minutos más. En el tercer año se produjeron 30 minutos más y así fueron avanzando hasta lograr el producto final

Después de 9 años, “Pueblo Chico Invierno Grande” se estrenará este domingo 10 de noviembre, a las 21 hs en el Gimnasio Municipal de El Chaltén y por eso el evento será tan significativo para esa comunidad.

Ayer jueves el Concejo Deliberante declaró de Interés Municipal el largometraje y felicitó “a todas y todos los actores, técnicos, productores, colaboradores y vecinas/os por este logro”.

Sinopsis
En un pequeño pueblo de montaña, un intendente desea ganar las elecciones a gobernador. Según las encuestas estaría en segundo lugar, y para sumar los votos que le están faltando deberá inaugurar el cementerio del pueblo, la única obra que realizó durante su mandato.

El problema es que para inaugurar dicha obra necesita…un muerto.

El intendente convence a su secretario Albornoz de matar a Cepeda, gaucho borracho y solitario. Justo cuando el secretario está por partir se escucha la sirena de la ambulancia, el accidentado es Cepeda, que mientras ordeñaba la vaca, recuerda excitado una noviecita de su mocedad. La pobre vaca cansada de los estrujones de Cepeda le da una patada que lo deja inconsciente.

Todo el pueblo lo da por muerto. Los gauchos de la agrupación “Tordillo bravo” piensan enterrarlo en pleno campo de jineteada, las chicas del cabaret “Vení que te toco” piden a gritos que Cepeda sea enterrado en el lupanar, un vicecónsul chileno argumenta que Cepeda es oriundo de Punta Arenas y que debe ser enterrado allí.

En pocos días el intendente deberá lidiar con situaciones imprevistas que parecen complicarlo todo.

Al final hay un poblador que muere. El cementerio se inaugura, pero… ya a nadie le interesa. (Fuente: Ahora Calafate)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios