Los dos hombres que el jueves a la medianoche ingresaron violentamente a una casa del barrio San Benito y amenazaron a una familia con armas de fuego fueron liberados ayer por la Justicia, tras establecer domicilio.

 Cabe recordar que se trata de dos afiliados de la UOCRA, ambos sospechados de estar en el último tiempo involucrados en distintos delitos de robo.

Es de remarcar que si bien la familia damnificada señaló que ambos portaban armas de fuego cuando irrumpieron en su vivienda, estas presuntas pistolas no fueron halladas en los allanamientos que la Comisaría Séptima y la División de Investigaciones (DDI) de Río Gallegos efectivizaron ese mismo jueves pasado el mediodía. Solo se encontró una prenda de vestir -remera- similar a la de la Policía Provincial.

Si bien el hecho en sí se trató de un robo, dado que de la casa ubicada por calles 13 y 18 sustrajeron un teléfono celular, los investigadores no descartan que lo sucedido se haya tratado de un acto intimidatorio al propietario del inmueble, un hombre que anteriormente estuvo vinculado a la UOCRA.

Asimismo, uno de ellos es quien el pasado 31 de octubre fue detenido por la Comisaría Quinta y la DDI, luego de que robara un motocomprensor valuado en $ 1 millón, el cual fue sustraído del frente de una casa de calle Prefectura Naval Argentina y Sargento Primero Riquelme. El hombre es oriundo de Salta, tiene 38 años y el jueves fue demorado en el pasaje Darío Fretes y avenida Balbín.

El otro aprehendido anteayer es un joven de unos 27 años -también con antecedentes por robo- que se vio involucrado el pasado 28 de octubre en un accidente de tránsito muy particular. En ese hecho, un hombre que integraba el gremio petrolero y que fue detenido en 2015.
Opinion Austral.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios