Una pareja de dominicanos llamó a un remis.

Fueron a una vivienda de la calle Manuela Pedraza del barrio Juan XXIII, golpearon a un hombre con un bloque de cemento en la cabeza, lo dejaron inconsciente, y se retiraron del lugar.
Cuando fueron a abordar otro auto, la policía de la seccional Quinta los detuvo gracias a un rápido accionar.
Cerca de las 23 horas, una pareja de dominicanos tomó un remis, le pidió que los traslade a un domicilio de la calle Manuela Pedraza al 2000 del barrio Juan XXIII y le dijo al conductor que los espere en la puerta. En cuestión de minutos, el trabajador del volante, escuchó varios disparos y sin dudarlo se comunicó de inmediato con la seccional Quinta y observó que -de manera repentina- apareció un auto color negro con vidrios laminados, y los pasajeros dominicanos salieron de la casa corriendo, y se escaparon en ese auto.


Los efectivos llegaron al lugar, ingresaron al quincho de la propiedad de un conocido empresario de Comodoro y lo observaron tirado en el piso, ensangrentado e inconsciente.

Al recorrer la casa, la policía encontró armas, municiones y estupefacientes, por lo que intervino la División de Drogas.

En paralelo, otros efectivos, le preguntaron al remisero que estaba en inmediaciones de la vivienda si recordaba a las personas que había trasladado y explicó que se trataba de una pareja de dominicanos. Inmediatamente, la policía investigó si habían pasado por algún retén de seguridad y efectivamente habían sido identificados por uno de la seccional Cuarta que tenía la identidad de las personas que venían en el vehículo.
“Con esa información, más los domicilios aportados, los efectivos se desplazaron hacia el lugar y lograron ver cómo los hombres abordaban otro remis y ante la duda si era las personas o no los identificaron, tenían manchas de sangre en la cara y en el pantalón con lo cual se los trasladó a la dependencia y se encuentran detenidos”, explicó a ADNSUR, Juan Ale, jefe de la seccional Quinta.


Asimismo, aseguró que las primeras informaciones darían cuenta que se trató de un ajuste de cuentas, ya que de la vivienda no se llevaron nada.

Por su parte, la víctima se encuentra internado fuera de peligro.
ADN SUR

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios