Así lo hizo saber el matutino capitalino Tiempo Sur en un informe el día de hoy.



Cuatro conocidos delincuentes de la ciudad petrolera fueron demorados por la Policía tras perpetrar un violento robo en el interior de una vivienda en la que vive una mujer de avanzada edad, haciéndose pasar por integrantes de las fuerzas de seguridad. Se pudieron recuperar elementos sustraídos.

Un violento hecho se registró en el interior de una casa de una vecina del barrio Las Américas de Las Heras, y dejó como saldo a cuatro conocidos delincuentes tras las rejas, a una mujer maniatada y con unos golpes, y los objetos denunciados como sustraídos, recuperados.

De acuerdo a la información recabada por La Opinión Austral, a través de partes policiales y lo publicado por medios de la Zona Norte de la provincia, se pudo establecer que el hecho tuvo lugar minutos antes de la una de la madrugada del jueves en el interior de una vivienda ubicada en el barrio de Las Américas de la ciudad petrolera.

Allí, una mujer de unos 60 años se encontraba durmiendo en su habitación cuando fue despertada al grito de “policía”. En ese momento, al menos tres hombres ingresaron a la morada y, mientras algunos revolvían el lugar, otros la maniataron y la golpearon en repetidas oportunidades.

Según indicaron portales de noticias de la zona, los cobardes delincuentes se llevaron un celular y algunos electrodomésticos de la vivienda, aunque no trascendieron su tipo y características.

Tras un calvario que, aparentemente, se extendió por unos cinco minutos, los malvivientes se alejaron del lugar. Posteriormente, tanto la víctima del violento robo como vecinos llamaron a la Policía para que pudieran dar con los peligrosos delincuentes que aun se encontrarían en la zona del hecho.

En primer término, por cuestiones de jurisdicción, tomó conocimiento el personal de la Seccional Primera que, rápidamente, estableció un “operativo cerrojo” junto a sus pares de la Comisaría Segunda, en las cuadras próximas a la vivienda donde ocurrió el robo.

Fuentes policiales consultadas por LOA indicaron que cuatro personas sospechosas fueron reducidas, esposadas y demoradas en cuadras cercanas a la casa siniestrada por los delincuentes. Asimismo, uno de los sospechosos tenía entre sus pertenencias algunos electrodomésticos que corresponderían a los sustraídos.

Los apellidos de los cuatro demorados por la Policía son: Videla, González, Romero y Delforno, todos de entre 23 y 38 años de edad, algunos conocidos por las fuerzas de seguridad pública. Todos con antecedentes por delitos similares y algunos han llegado a ser condenados por crímenes de la misma índole.

Los malvivientes fueron trasladados a dependencias policiales y del caso tomó conocimiento el Juzgado de Instrucción de la localidad a cargo del juez Eduardo Quelín. El magistrado tomó la indagatoria de los delincuentes y, si bien se desconoce si confesaron o no el delito, Quelín dispuso que todos continúen tras las rejas. Ahora comenzaron a correr los diez días hábiles, tiempo que tiene la Justicia para determinar si procesa o no a los imputados.

Tras la demora de los sospechosos, Quelín dispuso una orden de allanamiento en la morada que fue violentada. La Policía procedió a realizar una inspección ocular y secuestró elementos de interés. Si bien no trascendió, se presume que los agentes buscaban el objeto con el que los delincuentes habrían atado a la pobre vecina.
Fuente Opinión Austral.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios