El modus operandi es similar al ya conocido y denunciado hace tiempo, que tuvo como víctimas a jubilados de la ANSeS.

 Ahora, los delincuentes llaman a vecinos riogalleguenses y, haciéndoles creer que son adjudicatarios de un premio, intentan que la víctima transfiera dinero a una cuenta bancaria.

Nuevamente se han registrado estafas telefónicas en la ciudad de Río Gallegos. El modus operandi es el mismo de siempre, conocido como “el cuento del tío”, que últimamente en la capital provincial ha tenido como víctimas a jubilados de la ANSeS.

En los últimos casos trascendidos, el delincuente llama desde un número telefónico de Buenos Aires y hace creer al vecino riogalleguense que ha ganado un importante premio (véase los otorgados por Susana Giménez o Quini 6, entre otros), y que para recibir esta suma de dinero, primero debe realizar un depósito a una cuenta bancaria.

También buscan que la víctima otorgue sus datos personales, como el número de tarjeta y la clave personal.

Vecinos que han sido engañados visibilizaron los casos en las redes sociales, asegurando que han radicado las denuncias pertinentes aportando la información del número del que los llamaron a la Policía. Varios damnificados señalaron que intentan estafar asegurando que a quien llaman, se ganó un monto de dinero en efectivo que va desde los $ 100 a $ 200 mil.

Las autoridades advierten y sugieren a la comunidad en general tomar los recaudos necesarios una vez atendidos los llamados de propuestas de organizaciones financieras, entidades públicas, que hacen referencia a préstamos adjudicados, premios monetarios, o retroactivos adjudicados, ya que podría tratarse de posibles estafas.

La recomendación a los vecinos es la de no aportar ningún tipo de dato personal ni bancario, tampoco realizar transacciones en los cajeros automáticos. También, se sugiere cortar de inmediato cualquier tipo de llamada extraña o, ante cualquier duda, llamar a los números oficiales de atención al cliente de la entidad desde donde el estafador manifiesta comunicarse.

Desde el año pasado, las estafas telefónicas y las innumerables variaciones del ‘cuento del tío’, entre otras metodologías de engaño, han crecido indudablemente, no sólo en Río Gallegos sino también en toda la provincia de Santa Cruz.

Investigadores coinciden en que dar con estos delincuentes es un trabajo “muy engorroso”, ya que es difícil dar con el autor del delito, pese a que la Policía de Santa Cruz cuenta con el personal capacitado para trabajar en este tipo de casos y la aparatología necesaria.

La ventaja que tiene este tipo de maleantes por sobre los otros delincuentes es que es muy difícil atraparlos, ya que actúan telefónicamente (con celulares descartables) y con una identidad falsa. No son captados por cámaras de seguridad y no hay testigos (salvo el denunciante).

Los principales apuntados son los adultos mayores y jubilados. Los delincuentes se aprovechan del desconocimiento y vulnerabilidad de estos para llevar adelante el ilícito, que en algunas oportunidades les dejó rédito de miles de pesos.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios