Nadie es ajeno a la situación económica actual.

Donde ninguna de las promesas de Alberto Fernández en campaña han sido cumplidas.
Un caso similar a la de Mauricio Macri con su engaño preelectoral tan fuertemente criticado por el kirchnerismo en sus cuatro años de gestión.

Actualmente, luego de congelar salarios, jubilaciones, generar un impuestazo brutal, producir una devaluación de 30% sobre la que ya había generado Macri e incumplir todas y cada una de las promesas falsas previas a las elecciones, el presidente Alberto Fernández sin rumbo en la economía y en la negociación de la deuda con el FMI y pateando para adelante a los bonistas, generando más deuda y una incertidumbre aún mayor en la economía nacional, ha decidido enviar al Congreso Nacional un proyecto para designar 30 ciudades del país que funcionarán como “capitales alternativas”, en las cuales una vez al mes se llevarán a cabo reuniones de gabinetes.

El argumento para esto es  “profundizar la implementación de políticas de descentralización y federalización, acercar la gestión y los asuntos de gobierno a todo el territorio nacional”, destaca La Nación, sin mencionar lo que esa “federalización” le costará al país y particularmente a los trabajadores, productores, industriales y comerciantes a quienes ya les ha metido fuertemente la mano al bolsillo para sostener un aparato prebendario, deficiente y clientelar, típico del régimen populista K.

 
Este “snobismo” oficial es la concreción (en este caso sí) de una promesa de campaña sobre federalizar y/o descentralizar el gabinete y acercarlo a las provincias haciendo reuniones cada 30 días, sin reparar en los costos que mensualmente le demandará al Estado el traslado, hospedaje, viáticos, seguridad, movimiento de aviones, unidades terrestres, fuerzas de seguridad y toda una parafernalia a un costo económico incompatible con el esfuerzo que se le está pidiendo a los argentinos, en medio de un irremediable default y con tarifas y dólar “pisados” solo a los fines de mantener “tranquilo” el mercado, pero que cuando se disparen volverán a generar un terremoto económico y financiero de proporciones inimaginables (lo cual el gobierno no dice pero los economistas no K, advierten).

ésta carísima aventura de Alberto Fernández, rememora de alguna manera las ínfulas calenturientas de Ricardo Alfonsín cuando durante su gobierno decidió trasladar la capital política a Viedma (Río Negro). Aquello era tan costoso e inútil, como este sueño de Jeque árabe que tiene Fernández, en medio de una economía destrozada, un país ahogado en impuestos, con una inflación de más del 40%, sin un plan económico y con un gobierno que pone parches a medida que los problemas van a apareciendo; una suerte de continuación de la política económica de Macri quien, como éste, jugó a prueba y error y así nos fue.

De acuerdo a este proyecto, mensualmente el presidente irá con su gabinete y una banda de gente conformada por secretarios, asistentes, sindicalistas, funcionarios del Poder Ejecutivos, empleados, representantes de organizaciones civiles y asesores, (donde la mayoría seguramente será acompañado por sus esposas) que formará un contingente enorme de gente que mensualmente deambulará por las provincias a un costo que nadie conoce y todos imaginan pero nadie informa a la sociedad, especialmente la productivamente activa, que costea con su esfuerzo los caprichos de la clase política nacional.

Hasta el momento, no se han escuchado las críticas y cuestionamientos de la oposición en base a lo que va a costar este raid populista de los Fernández, con el cual pretenden hacer presencia en el interior y afianzar sus lazos políticos con los gobernadores, especialmente con el único objetivo de mantener unida la fuerza política partidaria que les permita construir más poder de cara a las elecciones de medio tiempo y el 2023.

Extrañamente (o no) entre las ciudades de cada provincia no se incluye Río Gallegos, capital política de Santa Cruz, teniendo previsto hacer funcionar el gabinete en Caleta Olivia. El listado de las ciudades es el siguiente:

Buenos Aires: La Matanza (el mini-estado K) y General Pueyrredón.

Catamarca: Tinogasta

Chaco: Presidencia Roque Sáenz Peña.

Chubut: Comodoro Rivadavia.

Córdoba: Río Cuarto.

Corrientes: Goya.

Entre Ríos: Concordia.

Formosa: Formosa

Jujuy: San Pedro de Jujuy.

La Pampa: General Pico.

La Rioja: Chilecito.

Mendoza: Guaymallén.

Misiones: Oberá.

Neuquén: Cutral Có.

Rio Negro: San Carlos de Bariloche.

Salta: Orán.

San Juan: Caucete.

San Luis: San Luís

Santa Cruz: Caleta Olivia.

Santa Fe: Rosario.

Santiago del Estero: La Banda.

Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur: Río Grande.

Tucumán: Monteros

(Agencia OPI Santa Cruz)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios