Salta- El hijo de la mujer violada en Puerto Deseado habló tras el presunto suicidio de Omar Alvarado.

El viernes pasado se cumplió un mes del aberrante crimen de Santino y la violación de su madre.

El viernes último, casi al cierre de las ediciones periodísticas de los medios gráficos, trascendía en los portales del sur del país la muerte de Omar Alvarado (33), uno de los delincuentes que violó a la salteña María Mercedes y mató a su hijo, Santino de 4 años, en la localidad de Puerto Deseado, Santa Cruz, el jueves 20 de febrero. Al parecer, según las fuentes, se habría suicidado en la celda donde cumplía la prisión preventiva. "Creo que terminó pagando lo que hizo", sostuvo en diálogo telefónico con El Tribuno David Subelza, uno de los hijos de la mujer ultrajada y hermano del menor asesinado.

David junto a sus padres, María Mercedes y Celso Subelza, y sus hermanos Daniela (26) y Franco (22), llegaron a Salta cinco días después del horror perpetrado al norte de Santa Cruz. Estuvieron en esta capital para trasladarse 24 horas después, tras la llegada del féretro de Santino, a su Rosario de la Frontera natal. "Sigo en Rosario, no me pude ir todavía por todo esto de la cuarentena -coronavirus-. Estoy trabajando con mi papá en la carpintería para de alguna manera paliar la situación económica que nos toca atravesar", apuntó el joven de 24 años.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios