Lo solicitó la dirigente de la UCR Paula Obaya, a través de una plataforma virtual.

La campaña está dirigida al presidente Alberto Fernández y el objetivo es que la firmen 200 ciudadanos de  El Gorosito.  
El fin de semana contábamos que, en la última sesión del Concejo Deliberante de Caleta Olivia, los ediles sancionaron un Presupuesto Municipal con un aumento al personal jerárquico, empezando por el intendente Fernando Cotillo.

El expediente fue aprobado con el voto del bloque mayoritario y ahora, la remuneración del Jefe Comunal "será equivalente a 5 veces el sueldo bruto del Módulo 1, integrado por el sueldo básico, adicional dedicación funcionar y adicional por zona". Además, las autoridades del Concejo Deliberante tendrían un incremento del 95% equivalente al sueldo del Intendente.

 

Aumento del 60%- Esta medida generó una catarata de críticas, principalmente en la oposición. Tal es así, que incluso comenzó una campaña a través de la plataforma virtual Change.org para que Cotillo y los funcionarios caletenses se bajen el sueldo.

La impulsora de esta medida es la dirigente radical Paula Obaya, quien en la petición sostuvo que en medio de una pandemia mundial como es el Coronavirus el intendente de Caleta Olivia, Santa Cruz, Fernando Cotillo, junto a todo su gabinete y con el aval del cuerpo deliberativo, “se aumentó el sueldo en más del 60% (los sueldos rondarían en 150.000 pesos)”.

E informó que, en la última sesión del Honorable Concejo Deliberante de la ciudad, los ediles, con el voto del bloque mayoritario y el rechazo por parte del concejal Murúa, aprobaron el expediente en el que dictamina la suba de las remuneraciones de toda la planta política.

 

Que pidan disculpas- Obaya también recordó que el mismo intendente afirmaba -en diciembre de 2019- en la apertura de sesiones, indicó que se encontró con un municipio en total abandono, en el que supuestamente hizo referencia a un pasivo total de $456.157.397 entre el que se encuentran: Un saldo negativo de $25 millones en la cuenta bancaria recaudadora; un rojo en cuentas corrientes de más $77 millones; una deuda de $24 millones en el servicio de reparación de rodados; casi $10 millones en alquileres y una deuda gremial de $33 millones.

“Todo esto llevó a la declaración del estado de emergencia económica y financiera. Solicitamos que este aumento se retrotraiga y toda la planta política de la ciudad pida disculpas a la ciudadanía en su conjunto”, manifestó.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios