El tratamiento fue autorizado por el gobierno yanqui, en busca de una vacuna para combatir el Covid-19.

Las pruebas serán realizadas únicamente a pacientes en estado crítico.
Estados Unidos autorizó a médicos de todo el país a usar el plasma de la sangre de pacientes que se recuperaron del coronavirus para tratar a aquellos en estado crítico, lo que supone para algunos expertos la mejor solución a la espera de una cura.

El nuevo tratamiento fue autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA), que anuncio en su web que el método podrá usarse solo en pacientes que están en estado crítico y cuya vida corre peligro y, además los que lo administren tendrán que pedir autorización previa, informó la agencia EFE.
 
La decisión de la agencia es inusual, porque normalmente tarda meses en autorizar nuevos tratamientos y loo hace solo cuando comprueba que el método es seguro y efectivo. La FDA admitió en su web que aunque es prometedor, el plasma no demostró ser efectivo en las enfermedades estudiadas. (cronica.com.ar)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios