La escasez de cigarrillos en toda la provincia generó el abuso increíble de algunos kioscos, donde el precio el elevado y hasta agregan algunas otras condiciones.


La peor cara de los kiosqueros de Santa Cruz apareció con la escasez de cigarrillos, porque algunos los escondieron durante días o semanas para aumentar su costo.

No todos, pero muchos se abusan de la necesidad de los consumidores y en Las Heras surgió una situación realmente insólita.

Una vecina de la localidad se comunicó con Nuevo Día para contar que se acercó a un kiosco para comprar un atado de cigarrillos y se lo cobraron a 300 pesos.

Pero eso no terminó allí, porque al querer comprar dos, le indicaron que para poder llevarlo debía comprar una Coca Cola y una bolsa de papas fritas para alcanzar una compra de mil pesos.

"En Las Heras igual, el kiosco naraja al lado de la farmacia sur, cobra 300 pesos un atado o Sino tenes qué comprar una gaseosa y unas papas hacer una compra de mil pesos para qué te vendan 2 paquetes", denunció textualmente la vecina. (El Diario Nuevo Día)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios