Hoy a la hora 12:30 aproximadamente uno de los manifestantes que se encuentra en las escalinatas de la Municipalidad.

 Y es parte de los 208 despedidos por la gestión del Intendente Maimó intentó prenderse fuego a lo bonzo.
Aquejado por la presión de su situación,  tomó la peor decisión, cuando de un momento a otro agarro  un bidón de nafta y se roció todo el cuerpo.
G.V quien trabajaba en el Concejo Deliberante con 4 años de antigüedad, y nunca tuvo un conflicto laboral es uno de los tantos cabeza de familia que se quedó en la calle después del 11 de septiembre del 2019, padre de tres criaturas hoy sobrevive de los bolsones que le da un comedor comunitario.
Finalmente después de esta lamentable situación se abrió un canal de diálogo que acordó una reunión entre el Intendente y dos representante de los manifestantes.
Fuente: Truncado Informa.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios