En las puertas del municipio local volvieron las carpas de los contratados.

Otro grupo de los manifestantes se encuentra hace 24 horas en el interior del edificio. La medida de fuerza se lleva adelante «esperando que nos atienda el intendente», dijo Gisela, una de las representantes.

«Ya se cumplieron 24 horas desde que él asumió que nos iba a dar comunicación, desde hace 24 horas que estamos acá encerradas, somos cuatro personas, el resto de nuestros compañeros están afuera en las carpas», contó Gisela, quien agregó que la única comunicación que tienen con el exterior es un ventanal y ni siquiera las dejan usar los baños de la dependencia.
«Si salimos no podemos volver a ingresar, estuvimos 15 días afuera en una carpa, se nos prometió que íbamos a hablar con el intendente para tener una solución, nos tuvieron a las vueltas y no nos dieron una respuesta definitiva así que decidimos tener esta medida más activa que fue la única manera que pensamos que nos va a atender», comentó.

Sobre las acusaciones de rotura, Gisela aseguró que «está todo normal, no hay nada roto, todo en normal funcionamiento».

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios