Los trabajadores aseguraron en la mañana de hoy que la situación "es un caos" y que el agua que llevó el municipio no alcanzó.


Lo que se vive en el interior del hospital de Río Gallegos es tan indignante como increíble ante el caos por el coronavirus y la falta de agua que complicó todavía más la situación.

En la noche de ayer, se informó que el municipio llevó agua al hospital, donde todo el día habían trabajado sin el vital elemento.
Sin embargo, en las primeras horas de la mañana de hoy los trabajadores y los enfermeros le contaron a Nuevo Día que lo que llevaron ya fue utilizado, por lo que no alcanzó.
"Es un caos. Nos estamos lavando las manos con agua fisiológica", afirmó un enfermero poco antes de las nueve de la mañana, mientras esperan una solución al problema.

Mientras tanto, se supo que los empleados de limpieza  tuvieron que ir a cargar agua en bidones para poder higienizar el edificio al menos en la mañana de hoy. (El Diario Nuevo Día)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios