Un joven terminó en el hospital luego que una patota lo golpeara ferozmente para sustraerle la bicicleta y el celular.

 El joven quedó internado en observaciones y pudo reconocer a varios de sus agresores. En el hecho interviene el personal de la DDI en busca de cámaras de seguridad.   
En los últimos minutos del martes un joven circulaba en su bicicleta por inmediaciones de la Escuela N°53 de la ciudad de Las Heras, cuando fue abordado por un grupo de personas, quienes sin mediar palabras lo comenzaron a golpear, mediante golpes de puño y patadas, para luego darse a la fuga, con la bicicleta marca Philips rodado 29 de color verde con detalles negros y un teléfono celular sin chip.

Una persona que pasaba por el sector logró verlo y lo trasladó al Hospital Benigno Fernández, donde fue asistido y fue de ahí que llamaron a la Comisaría Segunda, dando aviso del ingreso del joven todo golpeado.
Inmediatamente, el personal se dirigió al lugar, donde dialogaron con el joven de 23 años, quien les contó lo sucedido y además habría podido brindar datos de algunos de sus agresores, pero no de todos.

Posteriormente los uniformados dialogaron con el médico de guardia que asistió al joven, quien les dijo que quería internado hasta la mañana de ayer, ya que recibió golpes en la cabeza.
Cabe señalar que los uniformados se dirigieron al lugar, donde realizaron una inspección ocular y se dio intervención a la División de Investigaciones, para que colaboren con las tareas, en busca de cámaras de seguridad para establecer quiénes serían los autores del hecho.

Por el hecho se dio intervención al Juzgado de Instrucción de esa ciudad, de donde se dispuso que las investigaciones continúen a cargo del personal de la dependencia y de la DDI.

TiempoSur pudo conocer que los investigadores se encuentran abocados a buscar indicios que corroboren los dichos de la víctima.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios