Los resultados preliminares indican que ofrece "similares resultados de seguridad e inmunogenicidad en los adultos sanos de más edad que en aquellos de entre 18 y 55 años".

En la fase III, que ya está en marcha, la prueba incluye a gente de edad avanzada con patologías previas.
Según informó la revista médica “The Lancet”, la segunda fase de pruebas clínicas de la vacuna contra el coronavirus de la universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca -que se producirá en la Argentina- demostró que es segura en personas mayores y sanas y provoca una buena respuesta inmune.
En la fase II de esta vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, participaron 560 voluntarios adultos sanos, entre ellos 240 de más de 70 años, con el objetivo de observar su impacto en el sistema inmune y posibles efectos secundarios.
Los resultados preliminares, publicó “The Lancet”, indican que esta vacuna contra el coronavirus ofrece "similares resultados de seguridad e inmunogenicidad en los adultos sanos de más edad que en aquellos de entre 18 y 55 años".

Según la publicación, la fase II permite concluir que el antídoto provoca "pocos efectos secundarios" e "induce una respuesta inmune en ambas partes del sistema inmune en todos los grupos de edad tanto con una dosis baja como estándar".

La vacuna, continúa el texto de los investigadores de la revista médica, genera una respuesta de las células T (capaces de encontrar y atacar células infectadas por el virus) a los catorce días de la primera dosis, y una respuesta de anticuerpos a los 28 días de la dosis de refuerzo (que atacarían al virus cuando circulase por la sangre o sistema linfático).

Los autores apuntan que la fase III de las pruebas clínicas, que está en marcha, debe confirmar estos resultados y determinar "hasta qué punto la vacuna es efectiva para proteger de la infección por SARS-CoV-2" en un grupo más amplio y heterogéneo de personas, que incluya gente de edad avanzada con patologías previas.

Los investigadores indicaron también que los efectos secundarios de la vacuna fueron leves y que indujo anticuerpos contra la proteína de punta del coronavirus 28 días después de una primera dosis baja o estándar en todos los grupos de edad. Después de la inyección de refuerzo, el nivel de anticuerpos aumentó a los 56 días del inicio del experimento, y lo mismo sucedió con los anticuerpos neutralizadores 42 días después.

Por su parte, la respuesta de las células T contra la proteína de punta del coronavirus culminó catorce días después de la primera inoculación, al margen de la edad o la dosis.

LEER MáS
Coronavirus en Argentina: se registraron 241 muertos y 10.332 casos en las últimas 24 horas | El reporte del Ministerio de Salud
La investigadora Sarah Gilbert apuntó que este estudio no mide la eficacia para proteger del virus y que todavía quedan por responder otras "preguntas sobre la eficacia y duración de la protección".

Asimismo, todavía se debe probar la vacuna en gente mayor con patologías para asegurar que protege a quienes son población de riesgo. En el estudio de la fase II participaron voluntarios que, en su mayoría, eran blancos y no fumadores, por lo que en la tercera fase de los ensayos clínicos se extenderán las pruebas a gente de diferentes procedencias.

A principios de noviembre, el Gobierno argentino firmó un convenio con AstraZeneca para suministrar 22 millones de dosis de ChAdOx1 nCoV-19. Se espera que las entregas empiecen en el primer trimestre de 2021.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios