El proyecto opositor de Ganancias incluye la marcha atrás con la quita de retenciones a las mineras, una medida que Mauricio Macri tomó a dos meses de asumir.

O, como diría Sergio Massa, “a los dos minutos”. En el Gobierno aseguran que reponer el canon “generaría un cambio brusco en la confianza del país”, frente a un sector que pronosticó una inversión de U$S 20.000 millones para los próximos cinco años.

Ayer, en la Casa Rosada recordaban que fueron los gobernadores de las provincias mineras los que le plantearon a Macri la urgencia por quitar un canon que no era coparticipable, para dinamizar las economías locales. “Y muchos de ellos son peronistas”, enfatizaron.

De todos modos, ayer en el Gobierno rechazaron la vía del diálogo con senadores “mineros” para convencerlos de votar en contra del proyecto opositor.

La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) advirtió que volver a las retenciones pondría en peligro 12.612 puestos de trabajo, afectaría exportaciones por U$S 1300 millones y perjudicaría $ 900 millones que mueven las minas con sus proveedores. “Sería un atentado a la seguridad jurídica de la Argentina. En este sector, la recuperación del negocio está medido por la estabilidad del país”, manifestó a LA NACION Marcelo álvarez, presidente de la CAEM.

Este año, tras la quita de las retenciones, cuatro empresas que habían anunciado su cierre, decidieron extender su vida útil y continuar la producción. El caso más emblemático es Bajo La Alumbrera, de Catamarca, que extendió sus operaciones hasta diciembre de 2018.

De todos modos, la medida fiscal este año no redundó en más puestos de trabajo. El Ministerio de Trabajo informó la pérdida de 8000 empleos en minería entre julio de 2015 y el mismo mes de 2016, un ítem que también incluye el gas y el petróleo. Según la Asociación Obrera Minera Argentina, puntualmente en las minas, el empleo se sostuvo en el mismo nivel. “Mantuvimos los puestos y el poder adquisitivo, pero no hubo grandes mejoras para los trabajadores”, manifestó el titular del gremio, Héctor Laplace.

Según los números oficiales, el costo fiscal de la quita de las retenciones este año fue de U$S 130 millones. Para la oposición, las minería ya tienen suficientes beneficios y ese dinero podría compensar, en parte, la menor recaudación por Ganancias. Así, se volvería a fojas cero con una de las primeras medidas que tomó Macri.

Fuente La Nacion

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios