Es el saldo de adelantos de coparticipación que aún debía la provincia del año 2016.

Será devuelto en 12 cuotas trimestrales. Al igual que Santa Cruz, otras seis provincias también recibieron el mismo beneficio por un total de $ 8.700 millones. Fue la última resolución firmada por Prat-Gay como ministro de Hacienda.
El Gobierno Nacional otorgó ayer una refinanciación a tres años de deudas que siete provincias mantienen con el Estado Nacional por adelantos de fondos coparticipables recibidos durante 2016 que suman casi 8.700 millones de pesos.
Por medio de una resolución del Ministerio de Hacienda y Finanzas publicada en el Boletín Oficial, las provincias beneficiadas fueron Chubut (107,4 millones de pesos); Entre Ríos (1.086,5 millones); Jujuy (3.175,2 millones); Mendoza (980,8 millones); Neuquén (2.256,4 millones); Santa Cruz (637,6 millones) y Tierra del Fuego (441,4 millones).
En total, son 8.685,6 millones de pesos, sobre un global de 16.323,6 millones otorgados a 16 provincias a lo largo de este año para que esos distritos puedan atender “dificultades financieras transitorias”.
La medida, la última resolución que firma como ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, le había sido negada por el Gobierno para presionar a las provincias en medio de la negociación por la ley de Ganancias, cuando la Casa Rosada necesitaba su apoyo para bloquear en el Senado la reforma de Sergio Massa y el kirchnerismo.
La ayuda se trata de adelantos de fondos coparticipables, que son aportes que la Casa Rosada da a los gobernadores para que hagan frente a gastos corrientes.
En el caso de Santa Cruz, el Gobierno remitió durante 2016 un total de $ 1.634 en concepto de adelantos de coparticipación, de los cuales recuperó casi 1.000 millones. De esta forma, la refinanciación será por $ 637.640.044,97.

Condiciones
Según lo dispuesto este viernes, el capital de los fondos recibidos será devuelto en 12 cuotas trimestrales, la primera de las cuales deberá ser abonada el 29 de diciembre de 2017; por su parte, los intereses también serán pagaderos en forma trimestral, a partir del 31 de marzo del año próximo.
La Casa Rosada emplazó a las provincias a “implementar una política fiscal y un programa financiero compatibles con el resultado financiero requerido en el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal establecido por la Ley N° 25.917 y sus modificatorias, como así también cumplimentar las restantes pautas establecidas en las demás normas complementarias y reglamentarias del mencionado régimen”.
También dispuso que “las mejoras adicionales en el resultado financiero podrán determinar una reducción de la tasa de interés aplicable a los préstamos”.
La tasa de interés a aplicar será la vigente al momento de la refinanciación más 200 puntos básicos.
El Poder Ejecutivo justificó la refinanciación al señalar que “algunas provincias presentan requerimientos financieros que determinan la necesidad de asistir, reprogramar y/o redefinir el reembolso de las asistencias financieras que el Estado Nacional les ha brindado hasta la fecha”.
En consecuencia, resaltó que “resulta necesario que el Estado Nacional, en función de sus disponibilidades presupuestarias y financieras, otorgue la asistencia requerida a los fines de apoyar el fortalecimiento de las condiciones necesarias para consolidar la gestión pública”.

Parte del acuerdo pactado al aprobarse el Presupuesto Nacional 2017
Cuando fue el momento de encontrar los consensos necesarios para aprobar en la Cámara de Diputados el Presupuesto Nacional 2017, el oficialismo acordó incluir en el articulado el decreto 660, de mayo de 2010, que establece el mecanismo de refinanciación de deudas de las provincias con la Nación.
De esta manera, al estar dentro de la ley de presupuesto, los gobernadores evitan quedar sujetos a la voluntad del Gobierno para refinanciar sus deudas.
Cabe señalar que Santa Cruz, como otras 17 provincias más, tiene un stock de deuda con la Nación, que venía siendo prorrateada por el gobierno de Cristina Kirchner hasta diciembre del año pasado.
A partir de enero de 2017, dicho acuerdo comenzaría a hacerse efectivo y las jurisdicciones deberían comenzar a devolver ese dinero que para Santa Cruz implican casi 6 200 millones de pesos, sin contar con los adelantos de este año que acaban de ser refinanciados.
En aquel consenso por el Presupuesto también se incluye otro punto importante es el de las deudas de las cajas previsionales de aquellas provincias que no las transfirieron a la Nación. En la ley de reparación histórica a los jubilados, la Nación había convenido girarles $ 14.000 millones, pero sin establecer un mecanismo de reparto. Para evitar discrecionalidades, y a pedido de la oposición, se acordó que $ 8000 millones se repartan de manera automática según la población, el número de beneficiarios y el monto del déficit de la respectiva caja. Y eso también repercutirá en Santa Cruz.
Ya la semana pasada se dio un aporte por 250 millones de pesos, apenas un 10% del total del déficit anual que tiene el organismo previsional santacruceño.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios