Ayer comenzó a implementarse la medida firmada por el director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, el 9 de enero, que dejará de brindar el subsidio social a los usuarios

Cuyos ingresos superen a una jubilación mínima y media (unos 8500 pesos), que posean auto con menos de diez años de antigüedad o que tengan más de una propiedad o sean dueños de yates o aviones.

De esta manera, el PAMI dejará de brindar la cobertura del 100 por ciento en medicamentos ambulatorios para los usuarios que tengan esos ingresos.

El titular local del organismo nacional Dr. Juan José Giesenow, al referirse al tema, sostuvo que en todo Santa Cruz la medida afecta a unos 200 jubilados.

El funcionario confirmó a TiempoSur que para las personas que consumen medicamentos crónicos, como por ejemplo los de la hipertensión, la cobertura en  vez de ser del cien por ciento será del ochenta por ciento, es decir, se les quita un veinte por ciento del beneficio.    

Y a los diabéticos, discapacitados, oncológicos e inmunosupresores, la cobertura continúa con el cien por cien.

También explicó que si la cantidad de medicamentos que consumen los jubilados llega al 5 por ciento “hay que ofrecerles lo mismo el medicamento”.

Remarcó que a los que consumen medicamentos crónicos, la cobertura del beneficio es del 80 por ciento, “no es mucho lo que tiene que pagar”.

Sobre la medida tomada por el Director del PAMI nacional, el funcionario opinó que se implementó por los abusos de pedido en los medicamentos “y mucha de esta gente venía con autos último modelo a reclamar el beneficio”.

En este sentido, señaló que es un subsidio “para gente que lo necesita, no para cualquiera”.

También dijo que “la jubilación mínima en la zona sur del país, en la Patagonia es mucho mayor que en Buenos Aires y esto se contempló en la ley”.

De esta manera, el jubilado que percibe un ingreso de una jubilación y media “no es de ocho mil pesos sino de 12 mil pesos”.

La medida se tomó ayer a nivel nacional con lo que miles de jubilados ya no cuentan con el beneficio.

El funcionario confirmó que cuando se gana más y se afecta hasta el cinco por ciento de lo que se cobra de ingreso “se pide una declaración jurada. Primero tiene que pasar por médicos para estar seguro de que no exista el peligro de que le suspenda el medicamento a personas que lo necesitan y luego va hacia Acción Social para que realice un informe”.

“Esto puede ir a una declaración jurada que en el sistema mismo se entrecruza con AFIP y con Migraciones, ya que hay muchos jubilados que tienen propiedad en el extranjero”, aclaró.

El funcionario destacó que “el PAMI cuenta con un sistema para ver de cuánto es el ingreso que tienen”.

Hay algunos que poseen “más de lo que declaran, a lo mejor declaran una de las jubilaciones y tienen una pensión por otro motivo”.

No obstante, señaló que la cobertura “no se le niega a nadie, lo único que se le pide es que haga una declaración jurada y ésta es evaluada”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios