Uno de cada 3 argentinos es pobre
  • 29 de septiembre de 2016


Después de tres años sin datos oficiales, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió el índice de pobreza y fue de 32,2% para el segundo trimestre del año.







 En tanto la indigencia se ubicó en 6,3%.
En la última oportunidad en la que dio datos de este indicador, a mediados del 2013, solo el 4,7% de los argentinos era considerado pobre, y entre ellos, el 1,4% era indigente. Con el dato difundido hoy de pobreza, 8.772.000 personas no logran cubrir la canasta básica total.
“Durante el segundo trimestre de 2016, se encuentran por debajo de la Línea de Pobreza (LP) 2.022.000 hogares, los que incluyen 8.772.000 personas. En ese conjunto, 425.000 hogares se encuentran, a su vez, bajo la Línea de Indigencia (LI), que incluyen a 1.705.000 personas indigentes”, destacó el INDEC.
“Lo que publicamos no es la única forma de mirar la pobreza. Cuando encaramos esta etapa de emergencia estadísticas, tomamos una decisión que fue posicionarnos dentro de lo que era la fortaleza del instituto y lo que sabía hacer con relativa rapidez en su programa de trabajo como el caso del IPC GBA”, destacó el titular del INDEC, Jorge Todesca en conferencia de prensa.
“El método de medición de pobreza será por medio de la línea de ingreso”, dijo Todesca y agradeció a su equipo por “la culminación de una etapa”.
Las regiones del país con mayor índice de pobreza son el Noreste con un 40,1%, seguido por el Noroeste con un 35,8%, Cuyo 35,6%, Pampeana 32,6%, Gran Buenos Aires 30,9% y Patagonica 17,6%.
La semana pasada el INDEC indicó que una familia tipo -compuesta por dos personas adultas y dos niños de entre 6 y 8 años de edad- necesitó en agosto contar con ingresos por $12.489,37 para poder adquirir la Canasta Básica Total (CBT) -compuesta por alimentos, indumentaria y servicios básicos-, para no caer por debajo de la línea de pobreza.
Ese mismo núcleo familiar requirió de $5.175,92 para acceder a la Canasta Básica Alimentaria, es decir, la cantidad mínima de alimentos, para no caer debajo de la línea de indigencia.
Desde abril, cuando comenzó la medición de los precios el Indec, la Canasta Básica Alimentaria aumentó 10,6% y la Canasta Básica Total, 10,3%.
“En paralelo a la difusión de los datos de pobreza e indigencia, el INDEC está desarrollando nuevos avances metodológicos en la forma de medición de la pobreza. Entre estos se pueden mencionar, en el caso del enfoque de LP, la consideraciónde economías de escala en los hogares, la condición de propietario o no de la vivienda, el reconocimiento del mayor peso de la salud en hogares de adultos mayores y de la educación en hogares con menores y otros ajustes para los componentes no alimentarios de la Canasta Básica Total, recuperando y concluyendo los desarrollos ya realizados oportunamente”, indicó el instituto en el informe difundido.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios