Los petroleros se preparan para un mes de abril que podría ser determinante si las operadoras de la región avanzan con las cesantías.

Mientras tanto, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, aseguró que los trabajadores no serán "el mecanismo de ajuste".

El mes de abril podría ser determinante en la relación de las operadoras y los gremios que componen el sector, a partir de la nueva amenaza de despidos que denuncian tanto los petroleros convencionales como los jerárquicos, que ya puso en alerta a toda la cuenca del Golfo San Jorge.

Ayer, uno que reconoció la crisis fue el propio gobernador de Chubut, Mario Das Neves, quien mediante una carta enviada al presidente Mauricio Macri afirmó que no permitirá que los trabajadores sean "el mecanismo de ajuste" de las empresas, sumado a cinco puntos que enumeraremos más adelante.

En tanto, desde el sector sindical también se preparan para, en caso de ser necesario, tomar medidas si las operadoras materializan las insinuaciones que vendrían realizando desde finales del año pasado. “De esto tenemos que salir todos juntos”, indicó ayer el secretario general del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral, José Llugdar.

El sindicalista expresó que es fundamental la presencia de todos los actores porque “nadie se salva solo”.

Llugdar destacó que desde el lunes comenzaron las reuniones en el Ministerio de Trabajo de la Nación por el tema SP Argentina y previamente se hicieron gestiones desde la Comisión Directiva junto a los asesores legales de las tres instituciones gremiales en forma conjunta: Jerárquicos, Petroleros Privados de Chubut y de Santa Cruz.

 

Piden desactivar conflictos- Mientras tanto, hoy será la última reunión de la mesa Chubut de Energía de la que participarán representantes del Gobierno nacional, provincial, sindicatos y el sector empresarial. Mientras se mantienen reuniones con operadoras para "desactivar el conflicto y evitar despidos". El gremio petrolero de Chubut advirtió que desde el 1° de abril comenzarían medidas de fuerza.

"Estamos atentos a las indicaciones que ha transmitido el Gobernador (Das Neves), agotar todas las reuniones que sean necesarias en lo que resta hasta el jueves o viernes para que las operadoras -si no quieren el conflicto- planteen cuáles van a ser las alternativas", manifestó Carlos Gómez, secretario adjunto del Sindicato de Petroleros Privados.

El dirigente apuntó que en el transcurso de este miércoles habrá reuniones con YPF, con ENAP Sipetrol y PAE. "En todas se dará el mismo mensaje: desactivar el conflicto, para eso tiene que quedar afuera cualquier tipo de amenaza de situación de despido y comprometerse con Nación", indicó.

Gómez sostuvo que las operadoras deberán presentar "cuáles serán las alternativas de ventajas comparativas que le va a garantizar la política energética nacional a la provincia a los fines de que cada operadora pueda anunciar los planes de inversiones que no estén condicionados a ningún tipo de situación de despidos".

Cabe recordar que en el encuentro pasado de la mesa Chubut de Energía, el Gobierno nacional confirmó la eliminación del plan gas y los incentivos para el crudo Escalante. (Fuente: TiempoSur, Voces y Apuntes).

 

Qué le pidió Das Neves a Macri

El gobernador de Chubut, Mario Das Neves, le advirtió ayer al presidente de la Nación, Mauricio Macri, que Chubut "no permitirá, bajo ningún aspecto y circunstancia, que los trabajadores sean el mecanismo de ajuste". En la carta, el titular del Ejecutivo provincial también reclamó que en materia petrolera se otorgue a esta provincia el mismo tratamiento que a Neuquén y pidió por cinco puntos concretos.

En el texto, el mandatario solicitó a Macri que se respeten las economías regionales y los años de aportes, sacrificios y dedicación de los trabajadores de la cuenca del Golfo San Jorge" y "a las empresas locales que hoy ven perjudicadas sus fuentes laborales y el sostenimiento de sus hogares por las decisiones arbitrarias y tendenciosas del Poder Central, que atentan no solo contra el federalismo sino contra la tradición productiva y la dignidad de los habitantes de la provincia que represento.

En el texto solicitó cinco puntos concretos que permitirían mantener la producción petrolera en la cuenca del Golfo San Jorge y apaciguar la crisis a los trabajadores: la aplicación de los subsidios por desempleo de 22.000 pesos por mes, durante un año, a cada trabajador despedido; que se exima del pago de Impuesto a las Ganancias a los trabajadores del sector; que se prorrogue el Plan Gas vigente o en su defecto se implemente un nuevo esquema con valores estímulo y se reduzca la diferencia del precio del petróleo entre el Medanito (Neuquén) y el Escalante (Chubut) a 5 dólares por barril de crudo.

También reclamó los reembolsos por Puertos Patagónicos y recordó que su eliminación produjo una "afectación negativa a las economías regionales de la Patagonia, producto de un vergonzoso y público lobby, aduciendo un supuesto esfuerzo fiscal desmesurado, el cual queda desdibujado a la luz de los beneficios impositivos que han recibido otros sectores y regiones. (Fuente: El Patagónico).

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios