Lucas de 29 años, es taxista de la parada el “Glaciar” de Río Gallegos y la noche del sábado, fue víctima de un violento asalto.

“El pibe estaba decidido a matarme, porque cuando se tiró hacia adelante comenzó a tirar puntazos sobre mi cuerpo, me asusté y traté de defenderme lo más que pude”, contó a Pasa En Santa Cruz, minutos antes de retirarse del Hospital Regional.

Lucas hace un año y medio que trabaja como chofer de taxi en la parada el “Glaciar”, la noche del sábado, se encontraba en la garita Nº 4, ubicada en calle Gotti, lugar donde llegó un sujeto, quien fingió ser pasajero y le pidió que lo llevara al almacén “Cerca” sito en la Avenida Dr. Lorenzo, local comercial ubicado a siete cuadras de la parada, para luego provocarle lesiones graves en la cara, nuca y en una de sus manos, con el objetivo de robarle la recaudación y su celular.

“íbamos hablando lo más bien de deporte, me contó que jugaba al rugby y yo le dije que hacía futbol, nunca me imagine que haría una cosa así”, contó Lucas –víctima de asalto- a Pasa En Santa Cruz, minutos antes de retirarse del hospital, ya que en horas de la mañana de hoy, los médicos le dieron el alta.

La víctima narró cómo se fueron dando los hechos: “Tomé al pasajero en la garita Nº 4 del ‘Glaciar’, me pidió que lo lleve al ‘Cerca’, lo llevo, cuando llegamos me pide que lo deje a la vuelta. Lo dejo donde me indicó, le cobré el viaje, le dí el vuelto y cuando estoy guardando la plata, se pasa hacia adelante, donde me mete un puntazo en la cabeza”. Lucas pensó que era un golpe de puño, pero cuando: “giro me apuñala la cara y empezó a tirar puntazos para todos lados”.

La víctima se defendió de las violentas agresiones: “Me quiso apuñalar en el pecho, en la  panza y para evitar los cortes, le saqué el cuchillo”. Lucas tomó el arma blanca con su mano izquierda y con la otro lo golpeó: “Cuando logre desprenderme del cinto, lo tire para atrás, salí del auto, le tire piedras porque pensé que me había apuñalado en el cuello. Como perdía mucha sangre, me fui caminando hacia el almacén, pedí ayuda y llamaron a la ambulancia”.

En este marco Lucas, relato que decidió dejar el taxi: “Pensé que tenía una herida en el cuello, que me iba a desangrar”, fue en ese momento que su agresor aprovechó y “me robo la billetera y el celular”, agregando: “El pibe estaba decidido a matarme, porque cuando se tiró hacia adelante comenzó a tirar puntazos sobre mi cuerpo, me asuste y trate de defenderme lo más que pude porque tengo una señora y tres hijos, no me podía quedar ahí”, finalizó.

El agresor de Lucas fue detenido la mañana del domingo, cuando caminaba por la zona del Barrio Los Lolos, junto a un amigo. El supuesto autor del hecho cuando vio a la Policía arrojó un arma blanca. En el marco de las investigaciones los dos sujetos fueron trasladados a la Comisaría, donde luego de cumplir los plazos legales recuperaron su libertad, previo fijar domicilio a disposición del Juzgado de Instrucción de turno. Este medio pudo conocer que uno de los jóvenes sigue vinculado a la causa, hasta que finalicen todas las pericias.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios