Ariel Cantero, líder del Los Monos, comandó un secuestro extorsivo desde la cárcel pero se equivocó de persona.
-Es otro, nos confundimos feo. Nada que ver este amigo

- Uh bueno, igual llevatelo esperamos a ver qué dice



Así le respondió Ariel Máximo Guille Cantero, desde la cárcel. Este viernes dos fiscales federales solicitaron la prisión preventiva del jefe de la banda Los Monos por haber comandado un secuestro extorsivo desde el penal de Coronda.

Según se supo, sus hombres se confundieron de persona y terminaron secuestrando al hijo de un carnicero al que igual le pidieron de resctare, “2 kilos de asado”.

Así surge del pedido presentado por el fiscal federal 3 de Rosario, Federico Reynares Solari, y su colega Santiago Marquevich, de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), ante el juez federal rosarino Carlos Vera Barros.
El hecho que les imputan es el secuestro de un joven cuyas iniciales son FR, su identidad se mantiene reservada, que fue cometido alrededor de las 19.30 del 9 de septiembre pasado cuando fue capturado por dos delincuentes que lo subieron a un auto mientras tomaba algo en Boulevard Seguí y Espinillo de Rosario y lo trasladaron a un galpón.

Fuentes de la investigación revelaron que la Justicia Federal de Rosario ya tenía intervenido el celular que Cantero usaba en el penal y las líneas de sus cómplices o sicarios que trabajan para él fuera de la cárcel y, por eso quedaron registradas las conversaciones antes, durante y después del secuestro.

“De la lectura de las transcripciones telefónicas, se desprendía inequívocamente que Cantero orquestó, desde su lugar de detención y amén de otras actividades ilícitas, el secuestro extorsivo de FR”, afirman los fiscales en su dictamen.

Reynares Solari y Marquevich mencionan que en las escuchas previas a la captura de la víctima, Cantero y “Parásito” Fernández hablan del galpón donde planeaban ocultar al secuestrado como el lugar donde “si lo escondemos, lo escondemos bien”, y hablan de “los cuatro jugadores”, en clara alusión a los que iban a participar del hecho.

También quedó registrado en las escuchas que a las 19.53, es decir poco más de 20 minutos después de concretada la captura, Parásito se comunicó con Cantero para anunciarle que se habían equivocado de víctima al decirle: “Es otro, nada que ver este amigo”.

Los secuestradores incluso le dijeron a su jefe Cantero que era parecido al de la foto que les había enviado pero que el DNI confirmaba que tenían a la persona equivocada, a lo que el el jefe de Los Monos les ordenó que lo lleven “igual” hasta tanto él pudiera averiguar si podían obtener algún rescate.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios