Los investigadores de la Comisaría Primera encontraron electrodomésticos, equipos informáticos y prendas de vestir que fueron denunciadas como sustraídas en las últimas semanas.

 Hubo una persona demorada y otra que anoche no había sido hallada. Gracias al registro de las cámaras de vecinos de un damnificado en el barrio Jardín lograron llegar a los sospechosos.
En un allanamiento a un departamento, se hallaron elementos y equipos denunciados como robados en tres viviendas de Río Gallegos. Personal de la Comisaría Primera, encabezó anoche el procedimiento en un domicilio de calle Urquiza al 1000. Los investigadores encontraron en el lugar electrodomésticos, equipos informáticos, prendas de vestir, entre otros elementos sustraídos en viviendas en los barrios Jardín y San Benito entre otros. Hubo al menos un demorado y otro sujeto se encuentra con paradero desconocido.
La investigación se inició el pasado 29 de septiembre cuando desconocidos ingresaron a una casa ubicada en calle Carlos Gardel al 300 y sustrajeron varios equipos informáticos. Entraron por una ventana. La denuncia fue radicada en la Comisaría Primera, que inició una investigación con personal del servicio especial y la División de Investigaciones.
Pero lo llamativo es que los delincuentes ingresaron a la misma vivienda el pasado 1° de octubre, y esta vez se alzaron con dos televisores y ropa. A fines de la semana pasada, los investigadores accedieron al registro de cámaras de vecinos del damnificado, y pudieron obtener pistas del los malvivientes que cometieron los robos y del automóvil en que se trasladaban.
 
Sospechosos con prontuario
Las autoridades del Juzgado de Instrucción N°2 libraron ayer la orden de allanamiento de un domicilio en Urquiza al 1000 y la requisa de un rodado Renault 12. En el lugar, los investigadores demoraron a un hombre de 37 años, conocido como “Bolgia” –con antecedentes judiciales- y se encontraron con varios electrodomésticos, elementos informáticos e indumentaria que el sujeto no pudo justificar su procedencia. En tanto que el Renault 12 no fue encontrado, por lo que se libró la orden de secuestro del vehículo y demora de su conductor, luego fue hallado abandonado estacionado en el pasaje Laguna Azul y Autovía.
En la casa inspeccionada, se hallaron equipos y prendas que habían sido denunciadas como robadas en las comisarías Segunda y Séptima, por lo que personal policial de esas dependencias debieron solicitar al Juzgado de Instrucción N°3 –de turno- orden para poder intervenir en el procedimiento de sus pares de la Comisaría Primera, supervisado por el comisario Andrés Fernández Demarsico.         
El automóvil anoche era sometido a pericias por parte de la División Criminalística, y fue secuestrado. Se estima que en el mismo se movilizaba el principal sospechoso de la causa, un sujeto de apellido González Amaya de 40 años, conocido con el alias “Lapo”.
Cabe recordar que el mismo departamento fue allanado el pasado sábado por efectivos de la División Narcocriminalidad en el marco de un operativo antidrogas denominado “Veneno amigo”. El “Lapo” fue demorado junto con su novia, y ambos debieron fijar domicilio en relación a la causa que se investiga por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización” donde quedaron detenidos tres hombres que fueron alojados en la Unidad Penitenciaria Federal N°15. 
González Amaya cuenta con antecedentes judiciales, y es conocido ya que estaba sospechado junto a otros implicados en el crimen del jubilado Angel Pietrafesa ocurrido en esta ciudad en enero de 2013. Pero fue absuelto de ese resonado caso en noviembre de 2014 y el homicidio quedó impune.
Más reciente, la Policía Federal lo detuvo el pasado 22 de mayo por un pedido de captura de la justicia fueguina. Fue arrestado en inmediaciones de las calles Urquiza y Onelli, a metros del departamento que fue allanado anoche.
El individuo era buscado desde noviembre pasado por el Juzgado de Ejecución del Distrito Judicial Sur de Tierra del Fuego, ya que debía responder por el delito de “hurto simple y amenazas” que tuvo lugar en Ushuaia. Hacía solo dos semanas que había arribado a Río Gallegos, y ahora está ligado en dos causas, una por drogas y otra por robo en viviendas.
Tiempo Sur.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios