Se trata de la estación de servicio y planta de generación de hidrógeno ubicada en Pico Truncado, Santa Cruz, que desde el año 2011 se viene anunciando su inminente inauguración.

De concretarse, sería la primera experiencia en el mundo en mezclar un 20 por ciento de hidrógeno con GNC.

Desde hace años el proyecto está parado. El ex Ministerio de Planificación Federal que dirigía Julio de Vido envió las primeras partidas de dinero para la compra de equipos e insumos, pero sobre el final del mandato frenó la distribución de recursos, lo que impidió concluir el proyecto.

Desde que ganó a nivel nacional Cambiemos con Mauricio Macri, el emprendimiento tampoco mostró avances, en parte, por la distancia política que tiene el Gobierno Nacional con Santa Cruz, bastión del Frente Para la Victoria (FPV).

En este contexto, según informan fuentes al tanto de la iniciativa la expectativa es que la Gobernadora Alicia Kirchner y la intendenta de Pico Truncado pueda destinar presupuesto para su habilitación antes de finalizar 2016.

El proyecto prevé la utilización de un electrolizador para la descomposición de agua que será alimentado por energía eléctrica proveniente del parque eólico Romanutti, con capacidad de producción de 100 metros cúbicos normales de hidrogeno por hora y de 50 de oxígeno.

Con estas características, posicionaría a la Argentina a la vanguardia en la utilización de hidrógeno con GNC.

Cabe destacar que desde un comienzo se planificó utilizando tecnología local: surtidores, tuberías, sistemas de conexión, tanques, entre otros insumos.

En conjunto, la planta experimental y la boca de carga que en principio suministrará el combustible ecológico a los vehículos oficiales demandarán más de 60 personas para mantenerla operativamente.

Hasta ahora, en Pico Truncado fueron preparados para circular un patrullero policial perteneciente a la Seccional Primera; una camioneta Ford Ranger, exhibida en el Paseo del Bicentenario y en Tecnópolis; un Renault 9 con el que se realizaron los primeros experimentos; además del Volkswagen Gol y la Renault Kangoo del parque automotor municipal.

¿Cómo funciona el sistema de inyección? En la camioneta que estuvo a la vista en Tecnópolis, por ejemplo, el combustible mezcla se almacena en dos cilindros ubicados en la caja de carga a una presión máxima de 200 bar, por medio de una línea de alta presión que alimenta un regulador de tres etapas creado a tal efecto.

Luego lo entrega a una presión regulada por dos diafragmas de demanda volumétrica a 1,5 bar en la línea de aspiración, presión negativa generada por el múltiple de admisión, donde se genera la pre-mezcla que utilizarán los cilindros como combustible. Todo este trabajo es ejecutado en forma electrónica y automática.

Fuente Surtidores

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios