La ciudad de El Gorosito se encuentra conmocionada luego de que el director general de la Regional Norte de la Policía confirmara que:


Al menos en tres robos a viviendas, los delincuentes se hacieron pasar por policías para sustraer diferentes elementos de valor.
Fue el comisario Juan Carlos Bordón, a cargo de la DGZN, quien comentó a La Opinión Austral sobre la situación donde malvivientes de poca monta se visten con ropas similares a las de los agentes del orden y, en violentas entraderas, golpean y reducen a vecinos para luego apoderarse de electrodomésticos o dinero.
Todo comenzó a través de las redes sociales, cuando vecinos de la ciudad norteña denunciaron hechos que tenían puntos en común, siempre se trataba de delincuentes que simulaban hacer un allanamiento para luego reducir a los moradores, amedrentarlos, pedirles dinero y alejarse del lugar.
Los preocupados vecinos comenzaron a hacer viral audios a través de Whatsapp donde advierten sobre la situación, indicando que la mayoría de los mismos se da en uno de los barrios más peligrosos de la ciudad, el Rotary 23.
En diálogo con este medio, el jefe de la Policía en la Zona Norte de la provincia pudo confirmar que, al menos, se registraron tres hechos de inusitada violencia en la localidad.
Tras reconocer los hechos, Bordón los calificó como “lamentables”, y comenzó a desglosar uno a uno cada caso, “el primero se registró en el barrio 17 de Octubre el miércoles cerca de las 6 de la tarde, cuando tres personas con arma de fuego ingresaron en un domicilio en el que se encontraba una mujer sola, le exigieron la entrega de dinero y droga, la ocupante fue golpeada y arrojada al suelo y tras convencerlos que no tenía dinero, huyeron con un televisor”.
El segundo de los hechos se registró “minutos después de la medianoche del jueves en el barrio Rotary 23, dentro de una vivienda donde se encontraba una mujer con su hija menor cuando, de la parte posterior de la casa, ella escucha que gritan ‘Policía’ y golpeaban la puerta, ella abre e ingresan tres sujetos con los rostros cubiertos y exhibiendo armas y le pedían también la entrega del dinero”, manifestó el comisario, y agregó que en este hecho “tanto la madre como la nena fueron maniatadas y los delincuentes se alejaron del lugar sólo con un celular”.
El último de los episodios que fue confirmado por la Policía fue el de una mujer que reside sola en una casa del peligroso barrio Rotary 23 donde los malvivientes, que serían los mismos, “le sustrajeron una billetera con unos 30 mil pesos”.
Ante esta preocupante situación, el comisario Bordón indicó que en todos los hechos los delincuentes “usaban ropa negra parecida a la de la Policía, y en todos se utilizaron armas 9 mm, similares a las reglamentarias de la fuerza”. Cabe recordar que durante el año pasado se cambió la ropa de la Policía, ya dejando de ser completamente azul oscuro para pasar a un azul eléctrico con una franja blanca.
Respecto a las investigaciones, Bordón comentó que en ninguno de los hechos los damnificados pudieron decir si los malvivientes utilizaban un auto para movilizarse y que, aunque estuvieran con la cara encapuchada, habría indicios para poder identificar a los perpetradores de los delitos por lo que, más pronto que tarde, habría novedades positivas.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios