Cerca cien taxis y remises rodean el Municipio de Caleta Olivia como forma de reclamo y realizan un bocinazo ante una decena de multas de entre $15.000 y $45.000.

Que el Ministerio de Trabajo de la Nación dispuso para sancionar el trabajo en negro de choferes no registrados.
Los vehículos están dispuestos sobre las calles 25 de Mayo e Hipólito Irigoyen, frente al Municipio y al Honorable Concejo Deliberante, ya que un grupo de choferes espera poder reunirse con el intendente Facundo Prades para hacer entrega de una nota.
Del bocinazo participan los choferes y también los propietarios de taxis y remises. En ese sentido, Claudio Reynoso, dueño de un taxi, manifestó que este acompañamiento a los choferes se debe a que, de persistir esta situación, puede llegar a romperse un eslabón en el circuito del trabajo. “Como propietario no me conviene tener un chofer en blanco porque no me dan los costos”, agregó Reynoso.
En Caleta Olivia, salvo excepciones, los taxis y remises no están circulando como forma de protesta y para no ser multados.
Opinion Austral.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios