Segundo Muñoz, un hombre de 72 años, se disparó en la sien en horas de la madrugada de ayer tras herir gravemente a Herminda Troncoso, su ex pareja.

La mujer se encuentra luchando por su vida en el Hospital Zonal de la localidad y todavía no declaró.

Según la información recabada por La Opinión Austral, se pudo saber que el episodio tuvo lugar en el interior de una vivienda ubicada en la calle San José Obrero al 300 de la localidad. El hecho dejó como saldo un hombre muerto y una mujer herida gravemente.
De acuerdo a la cronología de los hechos, todo comenzó minutos antes de la 1 de la madrugada. Era el cumpleaños de Herminda Troncoso (73), la propietaria y única moradora de la vivienda en cuestión. En esos momentos llegó Segundo Muñoz (72), su ex pareja, quien arribó al lugar para reclamarle un dinero.
La mujer dejó ingresar a la vivienda a su ex pareja y comenzaron una discusión. Para terminar la pelea, Herminda trató de refugiarse en su dormitorio y en esos momentos Segundo sacó su pistola Bersa .380 y efectuó tres disparos. Uno de los tiros dio en la espalda de Herminda, otro le perforó un pulmón y el restante le dio en el tabique, cuando la mujer intentó girarse.
Desesperado, pensando que había matado a su ex pareja, Segundo tomó nuevamente su arma, se dirigió a la zona del living comedor y jaló el gatillo momentos después de ponerse su pistola en la sien.
La mujer, gravemente herida, juntó fuerzas y pudo levantarse para pedir auxilio a un vecino de una casa lindante.
El personal de la Seccional Primera no tardó en llegar, al igual que una ambulancia del Hospital Zonal que trasladó de manera urgente a Herminda para la atención de sus heridas.
La Policía encontró el cuerpo de Muñoz tendido boca arriba y a su lado, su pistola. Un charco de sangre cubría la zona de su cabeza y otro más se encontraba en la puerta del ingreso del dormitorio, lugar donde Herminda había sido baleada.
El personal del gabinete de la División Criminalística llegó al lugar y se realizaron las diligencias de rigor, tomándose una secuencia fotográfica del interior de la vivienda, se levantó el cuerpo de Muñoz y se secuestraron cuatro vainas, además de otros elementos de interés para la causa.
Respecto a la víctima, se pudo saber que se encontraba consciente al momento del traslado al hospital y pudo dar una pequeña declaración de los hechos. Al cierre de esta edición, Herminda aún se encontraba luchando por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital local y se estudiaba una posible derivación a un centro de mayor complejidad.
En relación al cuerpo de Muñoz, se supo que en la jornada de ayer se realizaba la autopsia en la Morgue Judicial de la localidad para determinar, fehacientemente, las causas en que falleció. Aunque no hubo confirmación oficial, extraoficialmente se pudo saber que la prueba del guante de parafina, realizada en la mano derecha del fallecido arrojó resultados positivos, es decir que solamente él gatilló el arma.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios