La nafta subiría otro 20%
  • 10 de julio de 2018


El fin de semana YPF subió sus precios un 1 por ciento adicional y en el mes acumula un ajuste que llega al 9 por ciento en los combustibles premium.

El objetivo del último retoque fue achicar la brecha de precios con Shell para no tener que enfrentar una mayor demanda.
La petrolera YPF volvió a ajustar los precios de sus combustibles un 1 por ciento el fin de semana. De este modo, en lo que va del mes la nafta y el gasoil premium subieron 9 por ciento, mientras que la súper y el gasoil común treparon 6 por ciento. Con este último ajuste, desde que se desreguló el mercado en octubre del año pasado los combustibles treparon hasta un 50 por ciento y todavía permanecen por lo menos un 20 por ciento por debajo de la paridad de importación, lo que hace prever nuevos incrementos aún si el dólar y el crudo se mantienen estables durante las próximas semanas.
El ministro de Energía, Javier Iguacel, aseguró el viernes que no intentarán ponerle un freno a las subas y que será la caída de la demanda la que le marcará un límite a las petroleras. Más allá de lo que pueda ocurrir con la demanda, en el gobierno saben que la estatal YPF es clave para contener los precios porque controla cerca del 55 por ciento del mercado y el presidente de la compañía, Miguel ángel Gutiérrez, no modifica las pizarras de las 1500 estaciones de la firma sin antes conversar con jefatura de Gabinete. Ahora bien, ¿por qué entonces YPF volvió a subir sus precios el sábado?

La compañía se encuentra en una encrucijada porque si bien es permeable a las presiones del gobierno tampoco puede pisar los precios mientras la competencia sigue aumentando, pues en ese caso muchos de los clientes habituales de Shell y Axion se desplazarían paulatinamente hacia las estaciones de YPF y pondrían en jaque a la petrolera estatal.

En la actualidad YPF viene abasteciendo con normalidad a sus casi 200 estaciones propias y a las 1300 estaciones abanderadas que llevan su marca, pero su situación comenzaría a complicarse si la demanda crece por encima de lo habitual. Por eso este fin de semana ajustó sus precios un 1 por ciento más para acercarse a los valores de Shell (firma de la que es accionista el exministro Juan José Aranguren) que el martes de la semana pasada había incrementado entre 9 y 11,1 por ciento los precios, según el tipo de combustible. (El Patagónico)

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios