Estaría disponible a partir del 2019, aunque Samsung viene generando expectativa hace ya un par de años. Es la novedad del año en materia de tecnología: tendría una pantalla touch con capacidad de doblarse.


Luego de años de rumores, Samsung lo confirmo. Esto es todo lo que se conoce, hasta el momento, del teléfono móvil plegable, que estará disponible en 2019:

Pantalla. Sería una OLED de 7 pulgadas, que podría doblarse por la mitad hasta adquirir el aspecto de una billetera (una vez plegado, la pantalla principal estaría en la parte interna). Habría también una externa, para poder visualizar notificaciones y otra información aunque el dispositivo se encuentre doblado.
Batería. Sin dudas, necesitará más energía que los smartphones que están en circulación hoy, porque sus dos pantallas tendrán un consumo energético mayor. Esto haría que el costo del dispositivo suba, en comparación al resto de los teléfonos Samsung.

Precio. El revolucionario celular se posicionaría entre los más caros del mercado, ya su precio llegará a los 1.500 dólares (más de 40.000 pesos argentinos).

Se esperaba. En el año 2016 se publicaron las primeras patentes relacionadas con un terminal plegable. En octubre de 2015, la empresa coreana de celulares habría presentado un dispositivo con las estas descripciones. Finalmente, saldría al mercado el próximo año.
45 años de historia. Se trata de una novedad, como en su momento lo fueron las pantallas touch, los teclados QWERTY o los teléfonos "con tapita".

La compañía Motorola entró al mercado de teléfonos móviles en 1983, con uno que pesaba 800 gramos. Era gigante y su batería duraba una hora. Se utilizaba, en realidad, solamente en los autos. Casi 10 años después, comenzaron a circular teléfonos verdaderamente móviles y aptos para transportarse.

Desde 1996, las revolución de las "tapitas" llegó a los usuarios, que podían abrirlos para contestar y cerrarlos para cortar (aún, por supuesto, tenían largas antenas). En esta época, también, comenzaron a aparecer pequeñas pantallas.

Desde fines de los 90, el peso de los teléfonos (y su tamaño) se redujo muchísimo y comenzaron a ser algo mucho más popular.

Con el nuevo milenio, desapareció la antena y se agrandaron las pantallas (pero todavía monocromáticas). El GPS, el Bluetooth aparecieron también en los dispositivos y se popularizaron los mensajes de texto. El teclado QWERTY y el mp3 fueron una nueva "revolución" de estos años.

Desde 2002, las pantallas a color y las cámaras (de muy baja calidad) comenzaron a ser un plus en algunos celulares. También había algunos inicios de touchscreen (venían con un palito para "tocar"). Si bien el internet ya existía, aunque no era popular. En el 2005 aparece el primer móvil con 3G.

En 2007, iPhone sacó al mercado el primer teléfono "parecido" a los smartphones que vemos hoy: sensor de rotación, sensor multi-touch que permitió múltiples entradas e ignoraba toques menores, una interface touchscreen que remplazó al teclado QWERTY original. El teclado pasó a la historia.
Ahora solo queda preguntarnos: desde la innovación de Samsung, ¿todos serán plegables?

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios