Se trata de Thiago, el chico deseadense de 13 años que se encontraba grave desde el sábado pasado, cuando había intentado suicidarse con un cinturón colgado en la cucheta de su pieza.



Fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral indicaron a este medio que en horas de la tarde el corazón de Thiago dejó de latir, pese al esfuerzo que habían realizado los profesionales del Hospital Zonal de Caleta Olivia, centro asistencial al que había sido llevado hace unos días.

Si bien hubo hermetismo por la situación, familiares y seres queridos dieron a conocer la noticia en las redes sociales y cargaron contra el “juego de momo”, el reto viral que se sigue investigando y que podría ser el desencadenante del fallecimiento del menor.

El hallazgo 

Fuentes policiales consultadas por este medio indicaron que todo se originó minutos antes de las 9 de la noche del sábado, cuando la tía del menor dio aviso al Hospital luego de encontrar a su sobrino colgando de un cinturón que estaba amarrado a la cucheta de la pieza.

Tras encontrar al nene, la tía lo descolgó, pero el menor no presentaba signos de estar vivo. Minutos después, arribó a la vivienda ubicada en Almirante Zar al 1500, una ambulancia del centro asistencial, y los profesionales intentaron reanimar a la víctima mientras lo trasladaban al hospital local.

Hipótesis

Desde el centro asistencial local dieron aviso a la Policía por el suceso, y una comisión de la Seccional arribó al lugar, donde se entrevistó con los familiares.

Según se pudo saber, al momento en que el menor quiso quitarse la vida, se encontraba solo, ya que su madre había salido unos minutos para ir a buscar su auto al mecánico, y fue la tía quien llegó antes y encontró al menor colgando del cinturón.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios