Ante la merma del turista extranjero como consecuencia de las políticas de (des) conectividad, la Secretaría de Turismo de la provincia había lanzado un plan para potenciar el movimiento interno en destinos como Los Antiguos y El Calafate, donde la ocupación durante las vacaciones de invierno alcanzó un 42 por ciento, un 11 por ciento más respecto a igual período de 2017.



“Cuando empezamos a trabajar en el análisis de nuestros mercados, descubrimos que nunca se había realizado un trabajo exclusivo para el santacruceño que aprovecha de los destinos turísticos que tiene la provincia como excursionista o los fines de semana largos o en las vacaciones de invierno”, había explicado a este medio el director provincial de Turismo, Pablo Godoy. 

De esa idea, surgió una oferta de descuentos en alojamiento, gastronomía y excursiones. Algunos hoteles de El Calafate presentaron rebajas de hasta un 65 por ciento, mientras que algunas excursiones lacustres, de safari y de traslados, ofrecieron precios de hasta un 20 por ciento menos.

Las promociones, con foco en el santacruceño y en la búsqueda por ponderar al turista local como un mercado con importante potencial, terminó por repuntar una actividad que se veía en baja ante la crisis cambiaria que atraviesa el país y como consecuencia de las políticas de (des) conectividad impulsadas por el Gobierno nacional, que recortaron la actividad en más de 250 vuelos operados desde y hacia el aeropuerto de El Calafate durante el primer semestre del año. 

Según datos elaborados por la Secretaría de Turismo -a los que tuvo acceso La Opinión Austral-, durante las vacaciones de invierno la Villa Turística evidenció un 42 por ciento de ocupación hotelera. Se trata de un repunte de un 11 por ciento, si se tienen en cuenta los números del mismo período de 2017, cuando se registró un 31 por ciento de ocupación. 

En el país

En tanto, desde la cartera turística nacional han sido bastante optimistas teniendo en cuenta la crisis financiera, la inflación y las mediadas de contracción que sólo retroceden la economía de cualquiera que piense en viajar. Según ese Ministerio, la semana del 13 al 22 de julio fue la que generó más movimiento: más de 2.150.000 residentes viajaron por el país, lo que significó un aumento del 6% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

“Cada vez que viajamos a un destino del país le damos trabajo a un argentino. Viajar por Argentina es apostar al crecimiento de todos y por la mejora en la calidad de vida de las familias de cada rincón del país”, afirmó el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.

En base a un informe realizado por el Ministerio de Turismo, teniendo en cuenta datos de la Encuesta de Viajes y Turismo de los Hogares, de la Dirección Nacional de Migraciones y el INDEC, durante el mes de julio 5 millones de turistas y 4,5 millones de excursionistas internos viajaron por el país, generando un gasto total de 23 mil millones de pesos. También ingresaron más de 550 mil turistas extranjeros con un gasto total promedio de 380 millones de dólares.

En lo que respecta a la conectividad de cabotaje, durante julio del 2018 aumentó el transporte de pasajeros un 20% en relación al mismo mes del 2017, lo que significa un total de 236.653 pasajeros más.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios