Tras la crisis cambiaria que generó el Gobierno y la nueva política monetaria, abonar en dos cuotas pasó a tener un costo total mayor al 97%.


En el contexto de una economía cercana a una recesión, pagar con tarjeta de crédito es cada vez más caro. Desde la semana pasada, abonar en dos cuotas pasó a tener un costo financiero total (CFT) mayor al 97%.

En mayo, con la fijación de la tasa de referencia del banco Central al 40%, pagar en dos cuotas pasó a tener un CFT del 69%, mientras que en agosto se disparó al 78%. Tras la megadevaluación y la suba de la tasa monetaria al 60%, el costo se elevó al 97,4%.

¿Cómo calcular el costo total de la tarjeta? En principio, no debe tenerse en cuenta la tasa nominal anual (TNA), como suele hacerse. En el caso de que se contemplara solo la TNA, el costo sería del 65%, pero este solo es el valor bruto, no el neto. En realidad, la tasa efectiva anual es del 84,5%, y a esa cifra debe sumarse el IVA del 10,5%. Por lo tanto, el costo financiero total asciende al 97,4%.

Por otra parte, el pago en seis cuotas tiene un CFT del 99%, cuando en mayo era de 69%. Mientras tanto, el abono en un plan mayor a seis cuotas se elevó al 108% desde la semana pasada, y hace cuatro meses era del 77%.

Peores números presentan el pago en más de 12 cuotas, cuyo CFT es del 108%, y los planes de 24 cuotas, con el 117% .

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios