El gobierno denunció sabotajes en el Hospital Regional: “ya tenemos identificadas a algunas personas”.

Así lo afirmó el ministro de Salud, Ariel Varela, en rueda de prensa encabezada por el vicegobernador, Fabián Leguizamón, de la que participaron también otros miembros del gabinete. “Son muy pocos los mal intencionados que no quieren que las cosas funcionen”, afirmó el funcionario.

Luego de que en los últimos días el Hospital Regional fuera noticia por la rotura de calderas y del sistema de provisión de agua, el gobierno denunció que estos desperfectos fueron producto de “sabotajes” por parte de personas mal intencionadas, algunas de las cuales ya están identificadas.

“Entendíamos que debemos empezar a puntualizar y visualizar las distintas problemáticas que está viviendo este nosocomio, producto de gente malintencionada, que no ha entendido que hay un gobierno que quiere cambiar las cosas, que es de puertas abiertas, pero también es un gobierno que todo lo que está mal lo va a hacer público como lo venimos haciendo en la mayoría de los ámbitos en las cuales tenemos la responsabilidad de gobernar, ya sea desde la Cámara de Diputados o de los distintos ministerios de la provincia de Santa Cruz”, fue la introducción que hizo ante los periodistas, el vicegobernador, Fabián Leguizamón.

Mas adelante afirmó: “acá hay un sector que está atentando contra el funcionamiento normal del hospital y esto es un acto delictivo, y por ende vamos a denunciarlos en la justicia”, precisó.

Los hechos

El ministro de Salud, Ariel Varela, describió que en los últimos diez días se desencadenaron una serie de episodios en el Hospital que afectaron los sistema de agua y de calefacción, y adjudicó estos hechos al accionar de personas “mal intencionadas”.

En este sentido enumeró, la explosión de algunas calderas hecho que vinculó al cierre intencional de las válvulas para que no llegue el agua al sistema.

Mencionó que a raíz de estos hechos, comenzaron una investigación que incluye grabaciones registradas por el sistema de seguridad y vigilancia del edificio,

“Ya tenemos identificadas a varias personas, hay una intención de dañar las calderas, cerraron las cisternas para que no haya agua en las calderas”, remarcó el ministro Varela.

Agregó que a estos episodios se sumó un nuevo hecho, “hoy tuvimos un ataque a un trabajador de mantenimiento en su casa. Tenemos grabaciones, se está trabajando en las cámaras de video”, señaló.

Anunció que por estos hechos, “hemos instalado más de treinta cámaras de seguridad en diferentes sectores”, para poder brindar mayor seguridad al hospital.

Ambulancias abandonadas

Por su parte el Jefe de Gabinete, Daniel Álvarez, dijo que hay “manos oscuras” que están atentando contra el sistema de salud, y enfatizó que el gobierno va a llevar a la justicia cada caso para hallar a los responsables.

Álvarez dijo que el sistema de salud de la provincia estaba devastado cuando se hizo cargo del gobierno, Claudio Vidal, y puso como ejemplo, “En el patio del hospital de Gobernador Gregores había 14 ambulancias abandonadas y sin funcionar”, manifestó.

Ministro Varela: “hay proveedores del Estado que reclaman deudas de los años 2019”, afirmó el funcionario.

En este mismo sentido se expresó el ministro Varela, “este panorama es el resultado de treinta años de desinversión”, recalcó.

Más adelante trazó un panorama del área a su cargo, “El 70 % de la población se atiende en el hospital público”, aseguró,

Luego detalló, “hemos invertido en insumos más de 1200 millones de pesos”, en bienes de uso más de 100 millones, en farmacias 400 millones, en mantenimiento más de 100 millones de pesos”, reseñó el funcionario al tiempo que recordó que el gobierno de Vidal asumió recién hace siete meses.

Varela dijo que “esta mala intención nos preocupa y nos llena de angustia cuando el hospital no es del ministerio, sino del pueblo, y en médicos itinerantes, más de 100 millones de pesos”, sostuvo.

Hizo un llamado a “esa gente mal intencionada que se siente a dialogar”, y agradeció a “médicos, enfermeros, camilleros, y todo el personal del hospital, si ellos pudieron hacerlo en pandemia cómo no lo vamos a poder hacer nosotros”, puntualizó en referencia al trabajo que están realizando para poner en buen funcionamiento el hospital de Río Gallegos.

Sobre el final de la conferencia de prensa, el vicegobernador, Fabián Leguizamón, denunció que “en este hospital hubo funcionarios que hicieron negocios”, y que no mencionó porque la denuncia está en la justicia.

“A nosotros nos robaron siempre, estábamos gobernados por ladrones”, enfatizó, y consideró que este comportamiento de los funcionarios del gobierno anterior encabezado por Alicia Kirchner, generó, “esta falta de insumos, falta de profesionales, menos recursos”.

En cuanto a los sabotajes en el hospital, Leguizamón los atribuyó a, “unos enajenados que no asumen que la gente votó otra cosa”, concluyó.